los niños de la guerra

Cuando leí la cifra de 420,000,000 (cuatrocientos veinte millones) pensé que podía tratarse de un error, pero no lo era y me di cuenta de la falta de información acerca de los terribles sucesos en el mundo. Es que la falta o ninguna difusión que tienen estos acontecimientos puede sorprenderte. Ayer cuando publiqué la infografía de la cabecera, muchos la vieron, pero sólo obtuvo una reacción. A total contraposición de lo que ocurre cuando muestran un perro abandonado. Una de las peores explicaciones es que los perros son más fieles, y tal vez tienen razón, los humanos no son fieles ni a su propia especie.

Conciente de que mi publicación tendrá poco o ningún efecto, creo me corresponde compartir información que aunque creamos estar lejos de estos sucesos, no lo estamos, la muerte de los niños está también presente en Latinoamérica, víctimas de otro tipo de guerras y odios.

Quiero empezar con algo que se oculta muchísimo, hay muy poca información al respecto. Los niños asesinados en Palestina, para el año 2006, en los informes que se conocían daban cuenta que en los cuatro anteriores años, 621 niños fueron asesinados por tropas israelíes, de los cuales dos terceras estaban rumbo a su escuela o sus hogares, en la ciudad de Gaza un 50% de su población eran menores de 15 años. El doctor Khalid Dahlan, un psiquiatra que dirige un proyecto de salud comunitaria para niños, dijo que «el dato estadístico que me resulta personalmente insufrible es que el 99,4% de los niños que estudiamos sufren de traumas … el 99,2% han visto sus hogares bombardeados, el 97,5% fueron expuestos al gas lacrimógeno, el 96,6% fueron testigos de ametrallamientos, una tercera parte vio como herían o mataban a sus familiares o vecinos». Es algo tan atroz que cuesta entender el grado de maldad existente en el mundo.

Un dibujo realizado por un niño  en el campo de refugiados de Jordan, muestra el horror de su vida a una corta edad.

En el año 2017, por lo menos 700 niños murieron a causa del fuego cruzado en diferentes áreas de Afganistan, muchas de las muertes se produjeron por artefactos explosivos dejados en las calles.

En la República Centroafricana, más de 150,000 personas fueron desplazadas en su mayoría niños, miles de niños fueron asesinados, violados, secuestrados o enlistados en grupos armados.

Un conflicto que empezó en 2016 en Kasai, zona central del Congo, el gobierno rehusó reconocer al jefe tradicional de la zona. Por esa causa 850,000 niños fueron obligados a abandonar sus hogares, cientos de niños fueron asesinados al ser usados como escudos humanos, y cientos de miles padecen de hambre como consecuencia de la pérdida de dos cosechas consecutivas en la zona.

La noticia en 2014 acerca de los secuestros de niñas por parte de Boko Haram, causó impacto en el mundo, pero para el año 2017 casi nadie se enteró que Boko Haram envió a la muerte a 136 niños usándolos como bombas humanas.

Casi el 60% de las personas Rohingya empujadas a dejar sus hogares eran niños, la mayoría obligada a dejar sus hogares o huyendo de ellos luego de ver las atrocidades cometidas por los soldados.

Un corresponsal del Times visitó un campamento de refugiados en Bangladesh, cerca de la frontera con Myanmar, donde los refugiados Rohingya relataron las atrocidades cometidas por los soldados del gobierno de Myanmar.

Una mujer describió cómo habían arrebatado a su bebé de sus brazos y arrojado al fuego antes de violarla. Otros sobrevivientes recordaron haber visto soldados del gobierno apuñalando a bebés, violando a pandillas y decapitando a jóvenes.

En Sudan del Sur, en una guerra civil que comenzó alrededor del 2013, más de 19,000 niños fueron reclutados, a la fecha son adolescentes, pero más de 2,300 fueron asesinados o heridos.

Cerca de 200 niños son reclutados cada mes en Somalia, bajo promesas de estudio o trabajo, una mayor parte son enrolados a la fuerza en las tropas de Al Shabab, y un 15% en el ejército nacional.

Arabia Saudita y sus aliados, en complicidad con países europeos y de Estados Unidos. Han bombardeado Yemen desde el año 2015. Las familias desesperadas sólo ven dos caminos para sus hijos, venderlos a alguna tribu o enlistarlos en el ejército. Por los menos 5,000 niños fueron asesinados o heridos.

Ucrania tampoco se queda atrás, 220,000 niños viven en condiciones de alto riesgo debido a que prácticamente están rodeados de minas.

El Peace Research Institute Oslo, en su informe de diciembre de 2017 nos dice lo siguiente:

  • En 2016 1,300,000,000 (mil trescientos millones) de niños se encontraban cerca de áreas en conflicto.
  • En 2016 357,000,000 (trescientos cincuenta y siete millones) de niños se encontraban en áreas de conflicto, quiere decir que se encontraban en un rango de 50 kilómetros a la redonda. Son al menos el 59% de la población mundial.
  • El número de niños que viven en zonas de conflicto ha aumentado de manera constante desde el año 2000 (cuando aproximadamente 250 millones de niños vivían en zonas de conflicto).
  • Aproximadamente el 80% de todas las guerras civiles incluyeron al menos un grupo armado que utilizó niños soldados en el período 1989–2010.
  • Más de un tercio de los conflictos civiles entre 1989 y 2009 involucraron casos de violencia sexual contra niños. La mayor parte de estos conflictos se ubicó en Asia y África, donde se reportó violencia sexual contra niños en el 50% y el 46% de todos los conflictos, respectivamente.
  • El riesgo de que un bebé muera antes de cumplir 1 año de edad aumenta si nace en una zona de conflicto. (En Colombia, por ejemplo, el riesgo más que se duplica).

En Irak, Siria y Yemen, el uso de los ataques aéreos ha tenido un costo particularmente pesado en los niños. En Siria, los civiles constituyeron el 71% de las muertes reportadas. El 57% de las muertes de civiles y el 79% de muertes infantiles. Casi todas las defunciones causadas por bombas de barril eran civiles, el 27% eran niños.

Las formas distintivas en que los niños son perjudicados por el conflicto armado

  • Los niños sufren en conflicto de diferentes maneras que los adultos, en parte porque son físicamente más débiles y también porque tienen tanto en juego – sus estados físico, mental y psicosocial.
  • El desarrollo depende en gran medida de las condiciones que experimentan como niños.
  • El conflicto afecta a los niños de manera diferente dependiendo de una serie de características personales, género y edad, pero también discapacidad, estatus, etnicidad, religión y si vive en localidades rurales o urbanas. El daño que se hace a los niños en un conflicto armado es no solo a menudo más severo que para los adultos, tiene implicaciones más duraderas – para los propios niños y para sus sociedades.
  • Desnutrición, enfermedad y falta de asistencia sanitaria.
  • Daño a largo plazo a la salud mental.
  • Pérdida de la educación.

«A nadie le importa realmente Yemen», dijo Helle Thorning-Schmidt, directora general de la organización benéfica y ex primera ministra de Dinamarca. «A los saudíes no les importa, a los iraníes no les importa, a los estadounidenses no les importa. Mientras ese sea el caso, es responsabilidad del resto. . . La comunidad internacional debe hacer algo».

«El sufrimiento proviene del hecho de que no es posible entrar con suministros, medicamentos, servicios de salud, alimentos», dijo. «Save the Children ha estado atrapado en un bloqueo durante muchos meses, y pasamos más tiempo en los puntos de control de lo que realmente tenemos acceso».

Las muertes infantiles en conflictos llegaron a casi 10,700 en 2017, un aumento de alrededor del 6 por ciento con respecto al año anterior. En muchos casos, los niños son el «daño colateral» de la guerra. Por ejemplo, aproximadamente uno de cada tres de esos niños fueron asesinados por explosivos improvisados o dispositivos sin explotar, como minas terrestres, que se activan de forma inadvertida. Pero muchos niños fueron asesinados directamente en las líneas del frente. Cerca de 8,000 niños y niñas fueron «reclutados» o utilizados de otra manera en combate. Muchos han sido “sacrificados” como terroristas suicidas. El uso de niños como armas ha aumentado aproximadamente un 3 por ciento en general en 2016, incluida la casi cuadruplicación de niños como herramientas de guerra en el prolongado conflicto sectario de la República Centroafricana.

Un informe denuncia no solo a los combatientes directos en la guerra sino también a los gobiernos que son indirectamente responsables de las violaciones de los derechos humanos contra los niños, debido a su incapacidad de intervenir a través de la presión política, o en algunos casos, su complicidad en el conflicto. El informe señala explícitamente la necesidad de rendición de cuentas de los países occidentales que organizan las guerras por poderes facilitando la venta de armas o proporcionando asistencia militar de respaldo.

Los gobiernos de EE. UU. Y el Reino Unido, por ejemplo, han enfrentado críticas públicas sobre los lucrativos acuerdos de armas con Arabia Saudita, que alimentan su asalto devastador en Yemen. La ayuda en sí misma a menudo se ha convertido en un arma: aunque el mandato de los Convenios de Ginebra estipula que las necesidades básicas de los civiles son suficientes o que, en su defecto, permiten la intervención de organizaciones externas de ayuda humanitaria en muchas zonas de conflicto, en particular las comunidades en Yemen y Siria, los niños y las familias han sufrido la privación a largo plazo de alimentos y medicinas debido a que el estancamiento político entre las facciones en guerra ha impedido el ingreso de convoyes de ayuda.

Ningún país involucrado directa o indirectamente ha actuado de manera real sobre el daño que se está ocasionando a ese alto porcentaje de los niños en el mundo.

Éste texto incluye parte de informes y publicaciones de diferentes fuentes, tales como Save The Children, The New york Times, Unicef, The nation y BBC News.

Un comentario en “los niños de la guerra”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.