La falsa izquierda latinoamericana

Una falsa izquierda ha estado presente en todos los países latinoamericanos, en cada uno de éstos, ha habido agrupaciones políticas disfrazadas de tendencia izquierdista y sólo fueron funcionales a la derecha imperialista, y quiero dejar en claro, para todos aquellos que les parece ridículo hablar de imperialismo, que sólo basta dar una mirada a la política exterior de EE.UU. para darse cuenta de que se trata de un verdadero imperialismo que intenta dominar el mundo entero a su antojo. Pero volviendo al tema, cuántas veces hemos sido testigos de que partidos de supuesta izquierda han hecho públicas sus alianzas con partidos de derecha, con el único fin de que sus dirigentes gozaran de un buen lugar en el gobierno donde poder volcar sus ambiciones económicas, y servirse del pueblo que los apoya, actualmente hay muchos todavía, en pleno trabajo de campañas electorales.

Uno de los casos más claros son los seudoizquierdistas, que infiltrados en los sindicatos de los trabajadores impulsan, votos en blanco, demonizan a los actores progresistas y permiten la llegada de la derecha extrema al poder. En Argentina el PTS es una muestra de cómo su funcionalidad con la derecha gobernante dio frutos, pues su llamado a votar en blanco en las elecciones del 2015, determinaron que Macri llegará al poder, en éste preciso momento, sus publicaciones de su periódico digital, astutamente atacan a Evo Morales en Bolivia, no se entiende cuál es su motivo, si consideramos que la política de Morales es muy contraria a la de EE.UU. un país que supuestamente es enemigo de la izquierda a lo largo de su historia. Pero que Del Caño a la cabeza del PTS, de manera muy peculiar se enfrenta a todos aquellos que se atreven a ponerse frente a esa derecha invasiva. Ejemplos hay muchos y en todos los ámbitos, en Ecuador falsos líderes campesinos atacaron a Correa cuando éste impulsaba un nuevo impuesto a los terratenientes, cosa rara si se considera que son los propios trabajadores del campo los explotados. En Brasil coincidentemente aparecen defensores de los derechos de los campesinos y muy al estilo Bolsonaro se victimizan, apareciendo en los medios con el rostro supuestamente golpeado por la policía (Manuela Picq). Pero la historia es calcada en cada uno de los países latinos, marchas en defensa de las libertades, huelgas y hasta tentativas de golpe de estado. Y no es casualidad que todo esto suceda coincidentemente con la llegada del progresismo a América latina. Atrás quedaron los golpes militares, ahora se usa a los falsos dirigentes, a una justicia corrupta y obviamente no se puede dejar de mencionar las famosas fake news y los troles. No me olvido de los falsos dirigentes de las Centrales de Trabajadores, en cada país donde existe un presidente progresista, hay huelgas y cientos de pedidos, para un “trabajo más justo y mejores condiciones”, y cosa rara, cuando los gobiernos de derecha atentan de manera directa contra los derechos de los trabajadores, permanecen totalmente callados, sin ningún tipo de expresión y se atreven a pedirles a sus propios compañeros tener paciencia.

Es ahora cuando poco a poco la juventud, generalmente la más involucrada en la historia y la política actual, es la que se va dando cuenta de quienes son los verdaderos dirigentes, que pertenecen a ésa clase política que la derecha tanto teme, esos dirigentes que durante siglos han sido desaparecidos, asesinados, torturados y/o encarcelados, los jóvenes que oyen el llamado de la revolución, algo que debería tener toda la juventud, son los que conducirán los nuevos países, pero al mismo tiempo deberán enfrentar un enemigo con mucha fuerza, violencia y mentiras. Pues los herederos de la derecha, no se rendirán fácilmente.

La derecha a través de escritores, periodistas, películas, series ha intentado cautivar a todos ellos, y no se puede negar que lo está logrando de gran manera, series como Chernobyl, y otras tratan de instalar el peligro que representan los enemigos del imperio. Y es que desde siempre han intentado incluir a los gobiernos progresistas en ésa izquierda corrupta manejada por ellos mismos. De ahí que ahora se confunde a un gobierno progresista, con la izquierda que estuvo encaramada en lugares importantes de gobiernos siniestros de derecha.

No hay nada gratuito en ésta vida, como dice la letra de una canción “lo fácil se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida”. En ése contexto que se debe luchar mucho si se quiere más equidad, igualdad e inclusión para nuestros hermanos latinoamericanos. Analizando los pasos de los pseudocompañeros izquierdistas, podremos elegir el camino correcto para todas las reivindicaciones que América Latina merece.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.