el petroleo venezolano Vender a Rusia o a Estados Unidos

En las últimas semanas muchos comentarios hacen su foco en la supuesta similitud de vender el petróleo venezolano a Estados Unidos o Rusia. Intentaré poner un poco de luz sobre dicho tema.

En realidad no es el petróleo en sí mismo lo que está en juego, así que en vez de ver como si fuera una subasta, mejor vemos el trasfondo de la cuestión para lo cual analizaremos la rentabilidad o no del petróleo venezolano.

Para EEUU es importante el dominio de la extracción, de ésa manera se benefician sus empresas (¿y cuando no?) ya lo dijo John Bolton “Estamos en conversaciones con las grandes empresas americanas” y a su vez sostuvo que «Sería una gran diferencia económicamente para EEUU si conseguimos que empresas petroleras americanas participen en la inversión y producción de petróleo de Venezuela. Sería bueno para el pueblo de Venezuela. Sería bueno para el pueblo de EEUU. Hay mucho en juego», a confesión de parte relevo de pruebas.

Hasta éste punto nada nuevo, EEUU queriendo tomar control de todo y todos los del planeta, pero es también claro que su economía está muy resquebrajada, y su supremacía económica está en una situación muy débil. Mientras que algunos dudan del interés real por Venezuela sea el petróleo, yo también tengo mis serias dudas, pero es que de tomar control de la producción, EEUU se colocaría en una posición muy fuerte frente al resto de los integrantes de la OPEP, lo que se traduce en un manejo discrecional de los precios, y como dijo Bolton sería de gran beneficio para EEUU. Lo que en si no es el petróleo como tal sino el manejo de su precio y por ende mejorar la economía estadounidense. Considerando que EEUU en éste momento tiene las reservas más grandes del mundo, y por consiguiente el control sobre su precio sería un gran salto económico.

Por otro lado desmontar las todavía sobrevivientes empresas petroleras americanas en Venezuela, significaría un altísimo costo, el que ninguna de las cuales está en condiciones de afrontar semejante gasto o tan solo considerarlo. Lo que en definitiva hace que la opción de dejar de importar petróleo venezolano no sea una opción, por lo menos en el corto plazo.

En cuanto a vender a China, es un poco más complejo por lo que significa, y es que Venezuela tiene una deuda estimada en  70.000 millones de dólares, que sería pagada con petróleo o sus derivados, para lo cual una empresa china WISOM, llegó a acuerdos para reparar las refinerías abandonadas, a cambio de diesel y otros. Se espera que la reparación dure de 6 meses a un año. Por lo que a mi entender China estaría preocupada por cobrar, pero al mismo tiempo tiene interés geopolítico y financiero en la región. La embajada mantiene conversaciones tanto con el gobierno como con la oposición.

Rusia es un punto aparte, Venezuela contrajo una deuda de 17.000 millones de dólares, cuando EEUU embargó los activos de la empresa Citgo Holdings, Rosneft la empresa estatal rusa es dueña del 49.9% de las acciones, que fueron entregadas por el gobierno venezolano como garantía de pago. Como era de esperar Venezuela dejó de comercializar con Citgo, y por consiguiente las acciones cayeron. Está por demás claro que para recuperar sus inversiones deberán mantener a Venezuela libre de la codicia yanqui. EEUU pidió que Rusia deje de comprar petróleo a Venezuela, a lo que Rusia contesto a través de su ministro de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov: “Recientemente, (el secretario de Estado de EE.UU. Mike) Pompeo acusó a (la petrolera estatal rusa) Rosneft de violar las sanciones de EE.UU. contra la petrolera venezolana (Petróleos de Venezuela S.A., PDVSA) y demandó que deje de comprar petróleo a esta compañía. ¿Cómo se enmarca esto dentro del derecho internacional? De ninguna manera”, también advirtió evaluar las consecuencias de las afirmaciones del canciller estadounidense y defender sus derechos legales en caso de daños a la empresa rusa.

Conclusión

Como lo mencioné no está en juego el petróleo venezolano como tal, es más un asunto económico y geopolítico. Lo económico va más allá de los hidrocarburos. Rusia ha vendido a Venezuela más del 80% de las armas que están destinadas América Latina. Que si bien no representan ni el 5% de las ventas mundiales de Rosoboronexport, la principal agencia estatal intermediaria de Rusia, ésta advirtió que está dispuesta a luchar por sus clientes. Y China exportó a Venezuela el 90% de las armas adquiridas, en parte tomando ventaja el incumplimiento de Rusia de establecer su fábrica de fusiles de asalto AK 103. Solo como un ejemplo de los intereses políticos y económicos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.