Perú: El Coronavirus y el colapso del sistema sanitario

Por César Zelada 

Hay un consenso entre buena parte de los analistas pro oficialistas como Nelson Manrique e incluso críticos como Fernando Rospigliosi y Aldo M, en que la cuarentena decretada por la administración Vizcarra, “es correcta o, aunque tarde pero prudente”, porque al aislar a la población, bajo el slogan #Yomequedoencasa evita que el contagio se reproduzca más rápido.Y todxs lxs peruanxs deseamos que sea así.

No obstante, hay una desinformación o falta de unidad en el discurso del Consejo de Estado en la caracterización del desarrollo del virus y en cómo enfrentarlo que es notoria y preocupante. Y es que mientras que el 16 de marzo, el MINSA, a través del Dr. Manuel Loayza, informó que, “…los casos de Corona Virus son importados y no existen transmisión comunitaria…”, (Diario Uno), Vizcarra, horas después declaró que, “…Estamos en la tercera fase, que es lo que se considera el contagio comunitario…” (rpp, 17/03/20). Por su lado, la ministra de Salud, Elizabeth Hinostroza, dijo que, “no compren productos como si fuéramos a tener una guerra” (publimetro, 12/03/20), mientras que el premier Zevallos declaró, “tómemelos como si fuera un estado de guerra” (rpp, 16/03/20). ¿A quién debe escuchar el pueblo?, ¿No deberían los gobernantes dar el ejemplo de orden y tranquilidad?

Talvez este “cambio” súbito en la caracterización del estado del virus se deba a que demora aproximadamente ocho días la detección del mismo, lo cual podría implicar una contradicción en las alturas y un sistema tecnológico un poco anticuado, ¿no?

Si fuera lo último, pues, estaríamos hablando de un sistema sanitario en completo colapso gracias a la reducción “neoliberal” del presupuesto que la revista de investigación Hildebrant en sus trece denunció en su última edición (13/03/20). Hay obviamente cuestiones positivas como el dado de alta del paciente 0, pero en honor a la verdad, este paciente (y trabajador de Lan Perú), es de clase media acomodada y estuvo aislado en su casa con el resto de su familia, a lo que habría que agregar que la estación de verano juega a favor. Pero, ¿Cuándo llegue el invierno y haya pasado la cuarentena no podría volver a reproducirse el virus?

¿Se imaginan la internación de todxs los pacientes en aislamiento o infectados en hospitales públicos sin las camas e insumos necesarios?, ¿Alcanzarán la compra de los 30 mil kits de detección que acaba de anunciar el premier Zevallos? Esperamos que sí, aunque los especialistas son escépticos al respecto.

¿Se han disciplinado a las clínicas privadas para enfrentar la pandemia o éstas se manejan a su libre albedrío en su afán de lucro?, ¿Hasta qué punto el gobierno va a imitar el Plan de los koreanos con 15 mil visitas diarias a las familias como política de salud preventiva?

Hacemos estas preguntas porque según el Colegio Médico, hay tres médicos infectados y otros 31 en aislamiento. “…Palacios denunció que no se les está dando los implementos necesarios al sector salud. Aseguró que carecen de gafas, mascarillas adecuadas, guantes, batas especiales y las condiciones necesarias para trabajar”, (rpp, 18/03/20). Además, el virus ya llegó a los barrios periféricos de Lima donde se ubican los pobladores más vulnerables y hacinados que carecen de agua potable.

Según tenemos entendido de los 2,000 millones, 1,170 (casi el 60%), están dirigidos a los bonos de 380 soles para las “familias más vulnerables”, lo que nos parece correcto, pero ¿alcanzará esa cifra para paliar las necesidades de salubridad de, según el INEI, siete millones de peruanos sin agua?

No cabe duda que Vizcarra es una persona que tiene reflejos políticos y es por eso que sobrevivió a la embestida de la clique fujiaprista, pero ¿Hasta qué punto, en una situación de emergencia, el personal de salud puede ir a una “guerra” sin las “armas” necesarias?

Y, además, ¿Frente a un sistema sanitario en colapso, el gobierno no debería tomar medidas más drásticas como exigirles a las grandes empresas “que se mojen” y que tributen o devuelvan los más de 5 mil millones en impuestos que se les devolvió?, ¿No debería Vizcarra “nacionalizar la industria farmacéutica” o duplicar el presupuesto nacional al sector salud –para que funcione el SIS-, así como duplicar la pensión de los jubilados?, En última instancia, frente a un Estado burocrático e ineficiente, ¿no hubiera sido más eficaz que el gobierno articule también su Plan para derrotar al COVID-19 con las organizaciones sociales de lxs trabajadorxs?

César Zelada. Director de la revista La Abeja (teoría, análisis y debate).


Las opiniones expresadas en éste artículo son las del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Vida Latinoamericana.

vidalatinoamericana.home.blog contiene material protegido por derechos de autor cuyo uso no siempre ha sido autorizado específicamente por el propietario de los derechos de autor. Estamos poniendo dicho material a disposición de nuestros lectores bajo las disposiciones de «fair use» en un esfuerzo por avanzar en una mejor comprensión de los asuntos políticos, económicos y sociales. El material de este sitio se distribuye sin fines de lucro a aquellos que han expresado un interés previo en recibirlo para fines de investigación y educación. Si desea utilizar el material protegido por derechos de autor para otros propósitos que no sean el «fair use», debe solicitar el permiso del propietario de los derechos de autor.


Posts relacionados

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.