Bolsonaro necesita ayuda para superar la pandemia del Coronavirus a pesar de la lealtad a Trump

By Paul Antonopoulos

El presidente brasileño Jair Bolsonaro, después de semanas de restarle importancia a la potencial seriedad del coronavirus, comienza a perder popularidad por su irracionalidad, especialmente desde que describió al coronavirus como una «fantasía» y una «gripe menor». Mientras que todos los países sudamericanos, con la excepción de su colega neoliberal Chile, han tomado medidas drásticas para luchar contra el coronavirus, Bolsonaro ha estado inactivo, permitiendo que la tasa de infección en Brasil se cuadruplique en sólo una semana a más de 2.200 personas. Esto ha causado angustia a muchos en las clases medias que fueron cruciales para su elección como presidente del país en 2018. Desde hace días, muchos en la clase media han liderado protestas desde los balcones de sus casas golpeando fuertemente las cacerolas. Algunos en Brasil incluso están especulando si está permitiendo que el coronavirus se salga de control como razón para cancelar las elecciones municipales programadas para octubre de este año – esto en un momento en que su popularidad sigue cayendo.

Bolsonaro se peleó con el Gobernador de São Paulo, João Doria, a quien llamó «lunático» y acusó de «crear terror» por implementar la cuarentena en el estado más poblado y de mayor importancia financiera de Brasil. São Paulo es el estado más infectado y con mayor número de muertes. El gobernador conservador de Río, segundo estado más poblado de Brasil, Wilson Witzel, dijo: «La falta de diálogo y de cordura es inaceptable. Nunca pensé que experimentaría esto en una democracia». Efectivamente, los estados más importantes de Brasil están desafiando la sensación del gobierno federal de que Bolsonaro no está haciendo casi nada para hacer frente a la pandemia.

De acuerdo con los institutos de opinión pública, la popularidad de Bolsonaro se está desmoronando. En una encuesta de Datafolha, el 35% de los brasileños creen que Bolsonaro está manejando la pandemia de una buena manera mientras que el 33% piensa que es pobre. Aunque parezca insignificante, esto pasaría por alto la inmensa popularidad que Bolsonaro tuvo una vez, y en su fortaleza de São Paulo, es especialmente revelador de cuánto está cayendo su popularidad. En una encuesta del IBOPE, el 48% de los paulistas consideraron que su manejo de la pandemia era malo y pésimo, y el 25% de las personas creyeron que era óptimo y bueno. Estas cifras sólo seguirán empeorando para Bolsonaro ya que el Centro de Modelización Matemática de Enfermedades Infecciosas de la Escuela de Medicina Tropical de Londres, estima que el subregistro de los infectados en Brasil es enorme y que habría por lo menos nueve veces más que los 2.200 detectados hasta ahora.

Una de las ideas de Bolsonaro para hacer frente a la caída económica de la pandemia fue suspender los contratos de trabajo y, por tanto, los salarios de los trabajadores durante cuatro meses. Tuvo que retroceder ante la oposición masiva de todos los estratos sociales, lo que era especialmente esperado ya que el 21% de los brasileños viven en la pobreza. Por supuesto, Bolsonaro está protegiendo los intereses ultracapitalistas en Brasil, como dijo abiertamente que haría antes de su elección, en la que fue apodado » Trump Tropical».

Bolsonaro promueve la abstinencia sexual para reducir los embarazos adolescentes

La media global es de 44 embarazos por cada 1.000 adolescentes mientras que en Brasil esa cifra aumenta hasta 62 El Ministerio de Salud está reescribiendo un folleto de educación sobre salud para adolescentes tras las quejas de Bolsonaro. El folleto incluye detalles de los órganos sexuales femeninos y explicaciones para usar un condón La … Seguir leyendo Bolsonaro promueve la abstinencia sexual para reducir los embarazos adolescentes

Tu voto:

Este apodo sigue siendo cierto ya que Bolsonaro sigue cada paso del presidente de EE.UU. Donald Trump, quien ayer expresó su ambición de terminar con los cierres americanos para la Pascua. Bolsonaro, poco después de que Trump anunciara que las medidas de cierre de Brasil son exageradas y que su país volverá a estar abierto al negocio. Sin embargo, esto resultará ser un movimiento catastrófico, ya que el frágil sistema de salud de Brasil se verá inevitablemente abrumado y el país no será capaz de llevar a cabo negocios ‘como de costumbre’.

En un momento en que los EE.UU. ha mostrado interés propio durante esta pandemia al abandonar a sus aliados más cercanos de la OTAN, el hijo de Bolsonaro, Eduardo, creó una crisis diplomática entre Brasil y China diciendo en Twitter que «China tiene la culpa [del coronavirus] y la libertad sería la solución». La embajada china respondió diciendo: «Sus palabras son extremadamente irresponsables y suenan familiares. Siguen siendo una imitación de sus queridos amigos. Al regresar de Miami, desgraciadamente contrajo un virus mental, que está infectando las amistades entre nuestros pueblos». El Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil exigió entonces ridículamente que China se disculpara por el insulto. Bolsonaro tuvo que llamar ayer al presidente chino Xi Jinping para afirmar la «amistad» de Brasil con China y revertir el daño causado por su hijo y el Ministro de Relaciones Exteriores Ernesto Araújo. (ver aquí)

Muchos europeos aprecian la ayuda rusa, china y cubana para luchar contra el coronavirus, ya que Washington ha abandonado a sus aliados europeos de la OTAN, se ha aislado y se ha negado a ayudar a los países más afectados como España e Italia. Y no es de extrañar que los Estados Unidos hayan mostrado un completo desinterés en ayudar a Brasil. Bolsonaro ya ha tenido que humillarse a sí mismo haciendo que el Secretario de Salud de Brasil, João Gabbardo, pida a Cuba que devuelva a los médicos que fueron expulsados por él para que puedan ayudar a evitar el colapso del sistema de salud del país. Aunque Bolsonaro hace todo lo que puede para servir a la agenda de Trump en contra de China, Cuba y otros estados, son estos mismos estados con los que Brasil debe cooperar para poder navegar a través de esta pandemia. Bolsonaro debe ahora tener una seria revisión de su política exterior a la luz de este hecho.


Las opiniones expresadas en éste artículo son las del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Vida Latinoamericana.

vidalatinoamericana.home.blog contiene material protegido por derechos de autor cuyo uso no siempre ha sido autorizado específicamente por el propietario de los derechos de autor. Estamos poniendo dicho material a disposición de nuestros lectores bajo las disposiciones de «fair use» en un esfuerzo por avanzar en una mejor comprensión de los asuntos políticos, económicos y sociales. El material de este sitio se distribuye sin fines de lucro a aquellos que han expresado un interés previo en recibirlo para fines de investigación y educación. Si desea utilizar el material protegido por derechos de autor para otros propósitos que no sean el «fair use», debe solicitar el permiso del propietario de los derechos de autor.
Para consultas de los medios: vidalatinoamericana@gmail.com


Posts relacionados

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.