El narcotráfico colonial a cargo del Imperio británico

“El objetivo es crear conciencia sobre el gran problema que las drogas ilícitas representan para la sociedad”: Naciones Unidas

Por: Prof Michel Chossudovsky

Mediante la resolución 42/112, del 7 de diciembre de 1987, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió celebrar el 26 de junio como el “Día Internacional contra el Tráfico Ilícito y Abuso de Drogas”, una señal de su determinación de fortalecer la acción y la cooperación para conseguir el objetivo de una sociedad internacional libre del abuso de drogas.

¿Hacia una mayor conciencia?

Poco conocido, el narcotráfico (“legal”) fue iniciado por el Imperio Británico. Hay continuidad. Su carácter “colonial” ha sido borrado. Hoy el tráfico de drogas (“ilícitas”) es parte de operaciones multimillonarias.

Hoy los dos principales centros de producción son:

  • Afganistán, que produce aproximadamente un 90% del suministro mundial de opio (transformado en heroína y productos relacionados con opioides). Hubo un exitoso programa de erradicación de drogas en 2000-2001 que se inició (con el apoyo de la ONU) antes de la invasión liderada por los Estados Unidos y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en octubre de 2001. Desde la invasión y la ocupación militar, según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), la producción de opio se ha multiplicado 50 veces, llegando a 9000 toneladas métricas en 2017.
  • La región andina de América del Sur (Colombia, Perú, Bolivia) que produce cocaína. Colombia es un narcoestado apoyado por Estados Unidos.

La economía de la droga es parte integral de la construcción del Imperio. El narcotráfico está protegido por el aparato militar y de inteligencia de Estados Unidos.

(Este será el objeto de varios artículos del Centro de Investigación sobre la Globalización que se publicarán en los próximos días en apoyo de la “observancia global patrocinada por la ONU el 26 de junio de 2020 para generar conciencia”).

El papel del Imperio británico

Históricamente, el narcotráfico fue parte integral del colonialismo británico. Era “legal”.

El opio producido en Bengala por la Compañía Británica de las Indias Orientales fue enviado al puerto de Cantón, al sur de China.

La exportación de opio patrocinada por la India británica a China fue posiblemente la operación de drogas más grande y duradera de la historia. En su apogeo, a mediados del siglo XIX, representaba aproximadamente un 15% de los ingresos coloniales y un 31% de sus exportaciones de la India. Para abastecer este comercio, la Compañía Británica de las Indias Orientales, y más tarde el Gobierno británico, desarrollaron un sistema de cultivo muy regulado en el que más de un millón de agricultores al año tenían un contrato para cultivar amapola…

El sistema de agencias aseguró que los agricultores no compartieran las grandes ganancias generadas por el comercio de opio. Dado su poder de monopolio, las agencias de opio pudieron “mantener el precio del opio crudo en un excelente valor económico” (Jonathan Lehne, 2011)

Si bien la proporción de tierras agrícolas asignadas al opio era comparativamente menor, la producción de opio bajo el dominio colonial condujo a empobrecer a la población india, desestabilizando el sistema agrícola y provocando numerosas hambrunas.

Según un informe de la BBC:

“El cultivo comercial [de opio] ocupaba entre un cuarto y la mitad de la tenencia [de la tierra] de un campesino. A fines del siglo XIX, el cultivo de amapola tuvo un impacto en la vida de unos 10 millones de personas en lo que ahora son los Estados de Uttar Pradesh y Bihar.

El comercio fue dirigido por la Compañía de las Indias Orientales, la poderosa corporación multinacional establecida para comercializar con una “carta real” que le otorgó el monopolio de los negocios con Asia. Este comercio estatal se logró en gran medida a través de dos guerras que obligaron a China a abrir sus puertas al opio indo-británico…

Los objetivos de producción estrictos, fijados por la Agencia del Opio también significaron que los agricultores, campesinos cultivadores de amapola, no podían decidir si producían o no opio. Se vieron obligados a someter parte de sus tierras y mano de obra a la estrategia de exportación del gobierno colonial”.

China y las guerras del opio

Cuando el emperador chino, Qing Daoguang, ordenó la destrucción de las existencias de opio en el puerto de Cantón (Guangzhou) en 1838, el Imperio Británico declaró la guerra a China con el argumento de que estaba obstruyendo el “libre tránsito” de productos básicos.

El término “tráfico” se aplica a Gran Bretaña. Fue tolerado y apoyado durante todo el reinado de la reina Victoria (1837-1901). En 1838, se exportaron 1,400 toneladas de opio por año desde la India a China. A raíz de la Primera Guerra del Opio, el volumen de estos envíos (que se extendió hasta 1915) aumentó dramáticamente.

La llamada “primera guerra del opio” (1838-1842), que representó un acto de agresión contra China, fue seguida por el Tratado de Nanjing de 1842, que no solo protegió las importaciones británicas de opio en China, sino que también otorgó derechos extraterritoriales a Gran Bretaña y otras potencias coloniales que condujeron a la formación de los “Treaty Ports”.

Los ingresos masivos del comercio de opio fueron utilizados por Gran Bretaña para financiar sus conquistas coloniales. Hoy se llamaría el “lavado de dinero del narcotráfico”. La canalización de los ingresos del opio se utilizó para financiar el Banco de Hong Kong de Shanghai (HKSB) establecido por la Compañía Británica de las Indias Orientales en 1865 a raíz de la primera guerra del opio.

En 1855, Sir John Bowring, en nombre del Ministerio de Asuntos Exteriores británico, negoció un tratado con el Rey Mongkut (Rama IV) de Siam, titulado El Tratado Anglo-Siamés de Amistad y Comercio (abril de 1855) que permitía la importación gratuita y sin restricciones de opio en el Reino de Siam (Tailandia).

Mientras que el comercio de opio de Gran Bretaña con China fue abolido en 1915, el monopolio del narcotráfico de Gran Bretaña continuó hasta la Independencia de la India en 1947. Las compañías afiliadas a la Compañía Británica de las Indias Orientales como Jardine Matheson jugaron un papel importante en el tráfico de drogas.

Racismo, drogas y colonialismo

Los historiadores se han centrado en el comercio triangular de esclavos en el Atlántico: Esclavos de África exportados por las potencias coloniales a las Américas, seguidos de productos surgidos de plantaciones que utilizan mano de obra esclava exportada a Europa.

El narcotráfico colonial británico tenía una estructura triangular similar. El opio producido en plantaciones coloniales por agricultores empobrecidos en Bengala se exportó a China, cuyos ingresos (pagados en monedas de plata) se utilizaron en gran medida para financiar la expansión imperial de Gran Bretaña, incluida la minería en Australia y Sudáfrica.

No se pagó ninguna indemnización a las víctimas del narcotráfico del Imperio Británico: Los empobrecidos campesinos de Bengala.

Junto con la trata de esclavos del Atlántico, el narcotráfico colonial representa un crimen contra la Humanidad.

Tanto el comercio de esclavos como el narcotráfico fueron sostenidos por el racismo. En 1877, Cecil Rhodes presentó un “proyecto secreto” que consistía en integrar los imperios británico y estadounidense en un solo imperio anglosajón:

“Sostengo que somos la mejor raza del mundo … Simplemente imaginen aquellas regiones que actualmente están habitadas por los especímenes más despreciables de los seres humanos … ¿Por qué no formar una sociedad secreta … para hacer de la raza anglosajona un imperio? …

África está lista para nosotros, es nuestro deber tomarla … Es nuestro deber aprovechar todas las oportunidades de adquirir más territorio, debemos mantener esta firme idea de que más territorio simplemente significa más para la raza anglosajona, más para la mejor raza, la más humana y honorable que el mundo posee.

Hay una continuidad desde la legítima “guerra contra las drogas” de estilo colonial dirigida por el Imperio Británico, hasta las actuales estructuras del narcotráfico: Afganistán bajo la ocupación militar de Estados Unidos y los narcoestados en América Latina.

Hoy, el narcotráfico es un negocio multimillonario. La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) calcula que el lavado de dinero del narcotráfico y otras actividades criminales es del orden del 2-5% del PIB mundial, de 800 mil millones a 3 billones de dólares. El dinero de las drogas se lava a través del sistema bancario global.

Recuerde el escándalo de la cocaína crack revelado en 1996 por el periodista Gary Webb. El crack fue vendido a las comunidades afroamericanas en Los Ángeles.

Desde 2001, la venta minorista de heroína y opioides se ha convertido cada vez más en “armamento” dirigido contra el racismo, la pobreza y la desigualdad social.

Si bien el tráfico de drogas de hoy es fuente de riqueza y enriquecimiento, la drogadicción, incluido el uso de heroína, opioides y opioides sintéticos, se ha disparado. En 2001, 1,779 estadounidenses fueron asesinados resultado de una sobredosis de heroína. Para 2016, la adicción a la heroína provocó 15,446 muertes.

En definitiva, esas vidas se habrían salvado si Estados Unidos y sus aliados de la OTAN NO hubieran invadido y ocupado Afganistán en 2001.

No se pierda nuestros próximos artículos sobre abuso de drogas y “tráfico ilícito”.

Comparte con tus amigos. Di NO a la censura.


Michel Chossudovsky: Profesor emérito de Economía de la Universidad de Ottawa, es fundador y director del Centro de Investigación sobre la Globalización (Global Research). Sus escritos se han publicado en más de 20 idiomas, es un activista antiglobalización y antibélico. Ha actuado como profesor visitante en organizaciones académicas en Europa occidental, América Latina y el Sudeste asiático, además de asesor de gobiernos en países en desarrollo y consultor de organizaciones internacionales como el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Ha sido galardonado con la Medalla de Oro de la República de Serbia por sus escritos sobre la guerra de agresión de la OTAN contra Yugoslavia (2014).

La fuente original de este artículo es Globalización

Derechos de autor © Prof Michel Chossudovsky, Globalización, 2020


Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Vida Latinoamericana

vidalatinoamericana.home.blog contiene material protegido por derechos de autor cuyo uso no siempre ha sido autorizado específicamente por el propietario de los derechos de autor. Estamos poniendo a disposición de nuestros lectores ese material bajo las disposiciones de “fair use” en un esfuerzo por promover una mejor comprensión de las cuestiones políticas, económicas y sociales. El material de este sitio se distribuye sin fines de lucro a quienes han expresado un interés previo en recibirlo con fines de investigación y educación. Si desea utilizar el material protegido por derechos de autor para fines distintos del “fair use” debe solicitar la autorización del titular de los derechos de autor.

Para consultas de los medios de comunicación: vidalatinoamericana@gmail.com


Bolivia: La primera elección desde el golpe de estado respaldado por EE.UU. enfrenta a la derecha contra la izquierda, a los ricos contra los pobres y a los blancos contra todos los demás.

El próximo domingo representa la mejor oportunidad de Bolivia para asegurar una paz duradera, con una esperada victoria del MAS que se espera sea un repudio al golpe militar apoyado por los Estados Unidos en noviembre pasado. by Oliver Vargas and Alan Macleod

Tu voto:

Existe la compasión

El poder real que domina actualmente el mundo, ha decidido borrar todo significado y práctica de la compasión. Dentro de una sociedad materialista algo que es intrínseco en la vida misma ha ido desapareciendo lentamente. by Jucanomo

Tu voto:

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .