El gran fraude del reajuste

Como a todos, me encantaría vivir en un mundo libre de contaminación.

by Matthew Ehret

Me encantaría que la civilización humana alcanzara un equilibrio con la naturaleza y, a riesgo de parecer un idealista ingenuo, creo sinceramente que éste es, en última instancia, nuestro destino como especie.

Mi experiencia personal me ha llevado a la conclusión de que sólo hemos fracasado en la consecución de este paradigma como especie debido al sistema (y la influencia cultural) del oligarquismo, que ha conseguido clavar obstinadamente sus garras de forma parasitaria en su huésped durante demasiadas generaciones, corrompiendo y pervirtiendo todo lo que domina.

Debido a la omnipresencia del oligarquismo, la explotación masiva, las guerras y la contaminación han devastado los ecosistemas y un sinnúmero de vidas humanas, y a medida que el orden neoliberal continúa avanzando hacia el inevitable colapso de una burbuja de derivados de 2.000 millones de dólares que nuestras décadas de decadencia sin arrepentimiento han causado, será necesario tomar decisiones muy serias.

Falsos remedios para el próximo colapso

Muchas falsas soluciones se presentarán cuando la sociedad despierte al edificio en llamas en el que está atrapada, y a menos que nuestras mentes se hayan dado cuenta de esas falsas soluciones, (sin mencionar a los pirómanos que manejan este fuego desde arriba), entonces muchas almas bien intencionadas de todos los caminos de la vida pueden firmar sus propias sentencias de muerte y accidentalmente dar lugar a una solución mucho peor que la enfermedad que buscaban remediar.

Antes de que usted, querido lector, me acuse de ser demasiado dramático en mis afirmaciones, permítame llamar su atención sobre un evento del 3 de junio patrocinado por el Foro Económico Mundial (FEM) titulado El Gran Reajuste que presenta los apasionados llamamientos de los líderes del FMI, el Banco Mundial, el Reino Unido, los Estados Unidos, el sector empresarial y bancario para aprovechar la COVID-19 para cerrar y “reajustar” la economía mundial bajo un nuevo sistema operativo denominado el Nuevo Trato Verde.

El fundador y presidente ejecutivo del FEM, Klaus Schwab, dijo que “el mundo debe actuar conjuntamente y con rapidez para renovar todos los aspectos de nuestras sociedades y economías, desde la educación hasta los contratos sociales y las condiciones de trabajo… Todos los países, desde los Estados Unidos hasta China, deben participar, y todas las industrias, desde el petróleo y el gas hasta la tecnología, deben ser transformadas”. En resumen, necesitamos un “Gran Reajuste” del capitalismo”.

El mensaje de Schwab fue amplificado por el Príncipe Carlos, quien al decir que esta oportunidad de oro para modificar radicalmente el comportamiento humano de maneras que décadas de ambientalismo no han logrado: “Tenemos una oportunidad de oro para aprovechar algo bueno de esta crisis [COVID-19]. Sus ondas de choque sin precedentes pueden hacer que la gente sea más receptiva a las grandes visiones de cambio”.

Si bien el Foro Económico Mundial suele ser conocido como un foro de élites empresariales mundiales, esta organización se ha ramificado en los últimos años para convertirse en líder de la coordinación mundial de la pandemia como copatrocinador del espeluznante Evento 201 de octubre de 2019 y ha acogido a líderes de grupos de resistencia típicamente “anticapitalistas” como Greenpeace, que ahora hablan regularmente en sus eventos.

Jennifer Morgan (actual jefa de Greenpeace) declaró en el evento “Establecimos un nuevo orden mundial después de la Segunda Guerra Mundial… Ahora estamos en un mundo diferente al que teníamos entonces. Tenemos que preguntarnos, ¿qué podemos hacer de forma diferente? El Foro Económico Mundial tiene una gran responsabilidad en eso también: presionar el botón de reinicio y ver cómo crear bienestar para la gente y para la Tierra”.

Entonces, ¿esta definición de bienestar internacional es realmente lo que parece? ¿O acecha algo más nefasto bajo la superficie? ¿Cómo podemos saberlo?

Aquellos que ignoran su historia creerán fácilmente la historia de portada que les dan los jugadores que dirigen el Foro Económico Mundial. La historia de portada es la siguiente: Un nuevo sistema se formó durante una conferencia de dos semanas en Bretton Woods New Hampshire 1944 bajo el liderazgo de Franklin Roosevelt y esto fue diseñado para exportar el programa del New Deal que reconstruyó América después de la Gran Depresión al resto del mundo. Dado que nuestra crisis actual exige un nuevo sistema de manera similar a como el mundo necesitó un restablecimiento en 1932 y otra vez en 1945, también debemos hacerlo de nuevo.

En la superficie todo esto es cierto. Pero aquí está el problema…

El Nuevo Trato de FDR se basaba en una premisa: 1) Detener la dictadura de los banqueros en 1933 cuando él solo torpedeó la Conferencia de Londres del Banco de Inglaterra/Liga de Naciones, 2) imponer una regulación masiva a los especuladores de Wall Street bajo las leyes de Glass-Steagall y las amplias leyes bancarias que disolvieron los megabancos, crearon la SEC, protegieron los ahorros legítimos y pusieron a cientos de banqueros de élite en juicio bajo la Comisión Pecora, 3) lanzó vastos proyectos de infraestructura bajo la Autoridad del Valle de Tennessee, proyectos de electrificación rural, la presa de Grand Coulee, las presas Hoover, etc., que aumentaron la capacidad productiva nacional de mano de obra convirtiendo a América en una economía agroindustrial de ESPECTÁCULO COMPLETO capaz de un crecimiento constante, y 4) luchó valientemente para garantizar esas mismas capacidades a todas las naciones del mundo en total oposición al Imperio Británico.

Los Nuevos Tratados Verdes de hoy en día utilizan la forma y el nombre de los precedentes históricos de FDR, pero están totalmente comprometidos con los objetivos opuestos.

Bajo los mecanismos de respuesta global que están siendo propuestos por los oligarcas que dirigen la estrategia del Gran Reajuste del Foro Económico Mundial, las redes de energía verde diseñadas para reducir la temperatura mundial en dos grados dentro de 30 años mediante la des-carbonización de la sociedad tendrán el efecto de reducir los poderes productivos del trabajo de todas las naciones en lugar de aumentar esos poderes como lo hizo el New Deal original.

Mientras tanto, los mecanismos de fijación de precios de Cap and Trade/Carbono diseñados por el Banco de Inglaterra y el Grupo de Trabajo Carney/Bloomberg sobre Divulgación Financiera Relacionada con el Clima prometen crear incentivos financieros para reducir el potencial de la población mundial mediante la deconstrucción del orden económico industrial necesario para sostener los casi 8 mil millones de almas en la superficie de la tierra actualmente. En un reciente discurso a la Ciudad de Londres, el ex jefe del Banco de Inglaterra que ahora dirige el equipo de Finanzas Climáticas de Boris Johnson dijo:

“Lograr cero emisiones netas requerirá una transición económica completa – cada compañía, cada banco, cada asegurador e inversor tendrá que ajustar sus modelos de negocio. Esto podría convertir un riesgo existencial en la mayor oportunidad comercial de nuestro tiempo”.

Carney, que también es el arquitecto del Pacto Climático de los Bancos Centrales, ha amenazado anteriormente con destruir todas las empresas que se nieguen a cumplir con las nuevas normas verdes que él y sus controladores desean que se impongan al mundo diciendo: “las empresas que anticipen estos desarrollos serán recompensadas generosamente. Las que no lo hagan dejarán de existir”.

Mientras que el nuevo sistema verde reajustado promete incluir más regulaciones sobre las finanzas, ¿estarán esas regulaciones controladas por estados nacionales soberanos en interés del bienestar general de sus pueblos o por bancos centrales privados en interés de una élite oligárquica obsesionada por el control, el equilibrio y por mantener a las naciones crédulas, confundidas, divididas, despobladas y empobrecidas?

Creo que puedes resolver esto por ti mismo.

La única forma de un legítimo Gran Reajuste que protegerá a la gente, las naciones y reducirá la influencia de la oligarquía financiera MIENTRAS que en realidad protege el medio ambiente a largo plazo, está ligada al moderno New Deal Internacional conocido como la Iniciativa del Cinturón y el Camino. Mediante la creación de un nuevo sistema de financiación vinculado al desarrollo a largo plazo, el crecimiento agroindustrial de las economías de espectro completo en todo el mundo, China y sus aliados han tomado la antorcha que se dejó caer por la temprana muerte de Franklin Roosevelt el 12 de abril de 1945. Todo arreglo para un nuevo reajuste económico tendría que adherirse a los principios probados de la economía política antifascista que se ha demostrado que funcionan en el pasado y siguen funcionando en el presente.

Un comienzo poderoso de este reajuste implicaría que el Presidente Trump acordara una cumbre de emergencia entre Rusia, China y los Estados Unidos, seguida de una cumbre de cinco naciones en la que participarían el Reino Unido y Francia, según las directrices establecidas por el Presidente Putin en enero de 2020 y reiteradas nuevamente hace semanas.


Matthew J.L. Ehret es periodista, conferenciante y fundador de la Canadian Patriot Review.

Este artículo fue publicado originalmente en Strategic Culture Foundation


Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Vida Latinoamericana

vidalatinoamericana.home.blog contiene material protegido por derechos de autor cuyo uso no siempre ha sido autorizado específicamente por el propietario de los derechos de autor. Estamos poniendo a disposición de nuestros lectores ese material bajo las disposiciones de “fair use” en un esfuerzo por promover una mejor comprensión de las cuestiones políticas, económicas y sociales. El material de este sitio se distribuye sin fines de lucro a quienes han expresado un interés previo en recibirlo con fines de investigación y educación. Si desea utilizar el material protegido por derechos de autor para fines distintos del “fair use” debe solicitar la autorización del titular de los derechos de autor.

Para consultas de los medios de comunicación: vidalatinoamericana@gmail.com


Bolivia: La primera elección desde el golpe de estado respaldado por EE.UU. enfrenta a la derecha contra la izquierda, a los ricos contra los pobres y a los blancos contra todos los demás.

El próximo domingo representa la mejor oportunidad de Bolivia para asegurar una paz duradera, con una esperada victoria del MAS que se espera sea un repudio al golpe militar apoyado por los Estados Unidos en noviembre pasado. by Oliver Vargas and Alan Macleod

Tu voto:

Existe la compasión

El poder real que domina actualmente el mundo, ha decidido borrar todo significado y práctica de la compasión. Dentro de una sociedad materialista algo que es intrínseco en la vida misma ha ido desapareciendo lentamente. by Jucanomo

Tu voto:

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Un comentario en “El gran fraude del reajuste”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .