Desapariciones Forzadas y Complicidad Internacional para evitar responsabilidades

by Ramona Wadi

En el Día Internacional de los Desaparecidos, los países de todo el mundo recuerdan sus datos estadísticos relativos a las personas desaparecidas, mientras que a los familiares se les recuerda otro año caracterizado por la impunidad generalizada.

Al igual que otros días programados para su conmemoración por las Naciones Unidas, el Día Internacional de los Desaparecidos es una celebración de labios para afuera para las víctimas y sus familiares, pero nada tangible en términos de apoyo a la búsqueda de la justicia y la memoria colectiva. Estos últimos tienen una resonancia especial en América Latina: las dictaduras respaldadas por los Estados Unidos crearon un plan sistemático de desaparición de civiles y de impunidad, dejando a los familiares a merced de las instituciones del Estado que se ocupan de guardar el pacto de silencio, como se denomina en Chile.

Sin embargo, la intervención extranjera y sus repercusiones se han ido sumando al trauma asociado a la desaparición. Tal vez sea hora de que la ONU acentúe el hecho de que la desaparición no es sólo un concepto histórico. La conmemoración anual ya es hipócrita; adherirse a su exclusividad lleva a otro nivel la facilitación de la violencia y la impunidad por parte de la ONU.

La Primavera Árabe, que las Naciones Unidas facilitaron mediante su aprobación de la intervención de la OTAN en Libia, supuestamente para “llevar la democracia”, ha sumido a la región en una guerra civil y en vacíos políticos, lo que ha dado lugar a asesinatos y desapariciones de civiles. Si bien los asesinatos atraen la atención de los medios de comunicación debido a las pruebas, las desapariciones se silencian a menos que los familiares consideren seguro hablar de sus familiares desaparecidos. El temor a las represalias en un clima político inestable en el que la violencia está en constante mutación es un escenario ideal para la impunidad política. A su vez, esto alimenta la narrativa de los derechos humanos de la ONU – una letanía de recordatorios que adornan las ocasiones ceremoniales y el escaso esfuerzo para trabajar por la justicia. Después de todo, los representantes de las Naciones Unidas son también representantes de países que pueden tener intereses creados en la violación del derecho internacional para evitar la rendición de cuentas y la justicia. Es esta discrepancia la que no se aborda y la que permite a las Naciones Unidas, así como a los gobiernos internacionales, determinar cómo evadir el derecho internacional y diluir su significado incluso como referencia jurídica.

Mientras tanto, los familiares de los desaparecidos no tienen otra opción que recurrir a sistemas de justicia corruptos que facilitan la desaparición y la impunidad. En los relatos principales, los desaparecidos están más allá de la marginación – son inexistentes.

Los migrantes ahogados en el Mediterráneo – últimamente como resultado de la inestabilidad política tras la intervención de la OTAN, no se contabilizan. La política que subyace al discurso de los derechos humanos en relación con los migrantes es una disputa perpetua sobre las cifras y la mejor manera de reducir la migración a Europa. Los turbios acuerdos que envían a los migrantes de vuelta a los campos de concentración en Libia se han normalizado como una circunstancia desafortunada de los acontecimientos actuales. Si estas personas perecen y no se las encuentra, no resonará ninguna protesta por la justicia. Los familiares de los desaparecidos están demasiado preocupados por su propia supervivencia. Mientras tanto, alejadas de los países devastados por la guerra, las organizaciones de derechos humanos siguen fallando a los desaparecidos y a sus familiares recurriendo a los mismos mecanismos que facilitan la desaparición forzada en primer lugar.

La normalización de la forma en que el derecho internacional ha sido manipulado por la ONU y los líderes internacionales no debe ser ignorada. Asimismo, el Día Internacional de los Desaparecidos debe ser despojado de cualquier patrocinio de la ONU. No todas las ocasiones conmemorativas han sido designadas por la ONU, pero para la organización, estas constituyen “poderosas herramientas de promoción”. La pregunta es: ¿para quién? Por sí sola, la defensa está en una lucha constante para navegar por la violencia política de las instituciones cuyo principal interés es salvaguardar su estructura a expensas de la humanidad. La ONU es cómplice de permitir las desapariciones forzadas a través de su aprobación tácita de las violaciones de los derechos humanos. Es conveniente que la ONU enfatice la defensa, mientras desvía la atención de su papel, que es crear condiciones de violencia en nombre de los derechos humanos.


Ramona Wadi es una investigadora independiente, periodista independiente, crítica de libros y bloguera. Sus escritos abarcan una gama de temas en relación con Palestina, Chile y América Latina.

Este artículo se publicó originalmente en Strategic Culture Foundation


Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Vida Latinoamericana

vidalatinoamericana.home.blog contiene material protegido por derechos de autor cuyo uso no siempre ha sido autorizado específicamente por el propietario de los derechos de autor. Estamos poniendo a disposición de nuestros lectores ese material bajo las disposiciones de “fair use” en un esfuerzo por promover una mejor comprensión de las cuestiones políticas, económicas y sociales. El material de este sitio se distribuye sin fines de lucro a quienes han expresado un interés previo en recibirlo con fines de investigación y educación. Si desea utilizar el material protegido por derechos de autor para fines distintos del “fair use” debe solicitar la autorización del titular de los derechos de autor.

Para consultas de los medios de comunicación: vidalatinoamericana@gmail.com


Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .