Lo que menos gente en el planeta significaría para el medio ambiente

El consumo excesivo, no la superpoblación, impulsa el cambio climático. Una disminución proyectada de la fertilidad podría hacer que la población mundial alcanzara su punto máximo en sólo cuatro décadas, con Japón y España reduciendo su tamaño a la mitad.

Poco antes de que matara a tiros a 22 personas, en su mayoría hispanos, en El Paso, Texas, hace poco más de un año, un supremacista blanco escribió en su manifiesto en línea: “Si podemos deshacernos de suficiente gente, entonces nuestra forma de vida puede ser más sostenible.” Se inspiró en un terrorista de Christchurch, Nueva Zelanda, que cinco meses antes había matado a 51 fieles musulmanes en ataques a dos mezquitas y fue identificado como un “eco-fascista”.

Ni los miedos ni las acciones de los dos hombres están basados en la ciencia.

La fertilidad está disminuyendo, la gente está envejeciendo, y para finales de siglo los humanos se reducirán en número en casi todos los países de la Tierra, según un estudio reciente publicado en la revista Lancet. Lejos de una crisis de superpoblación, los demógrafos se preguntan de dónde vendrán las próximas generaciones de jóvenes.

El estudio del Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud (IHME) proyecta que el número de personas en el planeta alcanzará un máximo de 9.700 millones dentro de cuatro décadas, antes de caer a 8.800 millones a finales de siglo.

En 80 años, países como España y Japón reducirían su tamaño a la mitad. China se reduciría casi tanto, dejando a la India y Nigeria como los países más grandes del mundo. Sólo en 12 países, incluyendo Somalia y el sur de Sudán, habría suficientes bebés para mantener las poblaciones estables. El resto estaría envejeciendo.

Se proyecta que la población de China caerá un 48% en 80 años

Y si el mundo cumple los objetivos de educación y anticoncepción universales – la fuerza impulsora positiva de la disminución de la fertilidad – habría 1.500 millones de personas menos en 2100 que en la actualidad.

Ese cambio demográfico transformaría las sociedades. ¿Quién pagaría la atención sanitaria de los ancianos? ¿Se pelearían los países por los jóvenes migrantes? ¿Cuándo se jubilarán las personas, si es que se jubilan?

También plantea una pregunta que ha perseguido al movimiento ecologista durante décadas y que está siendo cada vez más armada por la extrema derecha: ¿No debería haber menos personas que sean buenas noticias para el planeta?

Emisiones desiguales

La superpoblación es una idea conveniente. Para algunos, significa que su consumo no es lo que está dañando el planeta, sino más bien la masa de gente, así que no tiene sentido cambiar su comportamiento.

El estudio de la IHME dice que menos gente en el planeta significaría menos emisiones de carbono, menos estrés en los sistemas alimentarios mundiales y menos posibilidades de “transgredir las fronteras planetarias”.

Pero el problema, dicen los científicos, es que la gente no emite igual.

“Es este análisis extremadamente superficial”, dijo Arvind Ravikumar, profesor asistente de ingeniería energética en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Harrisburg.

Los científicos sostienen que es la actividad económica y no la población lo que principalmente impulsa las emisiones

El crecimiento demográfico ha aumentado las emisiones de gases de efecto invernadero, según el IPCC, el panel de expertos en ciencias del clima de la ONU, pero se ve empequeñecido por el aumento de las emisiones por persona, que está ligado a los ingresos. Las personas de los países más ricos emiten 50 veces más que las de los más pobres, y es en estos países de bajos ingresos y bajas emisiones donde el número de personas crece más rápidamente.

“A veces la gente trata de utilizar la población como una forma de liberar a los países ricos”, dijo Zeke Hausfather, un científico del clima del Breakthrough Institute de California, “mientras que en realidad, es nuestro consumo y nuestro nivel de actividad económica lo que impulsa las emisiones más que el número de personas que tenemos”.

Un mundo con mucha gente funcionando con energía limpia podría tener menos emisiones que uno con poca gente alimentada con combustibles fósiles. Países grandes y de rápido crecimiento como China e India están construyendo paneles solares y turbinas eólicas baratas que podrían reducir sus emisiones totales incluso cuando los ingresos y las poblaciones aumenten.

Pero los promotores inmobiliarios de toda África y otras partes de Asia están luchando por conseguir préstamos para infraestructuras ecológicas. Los países ricos no han cumplido hasta ahora la promesa de 100.000 millones de dólares al año que hicieron en el marco del Acuerdo de París de ayudar a los países más pobres a luchar contra el cambio climático.

“No podemos decirles [a estos] países que, bueno, ya tenemos muchos gases de efecto invernadero, que deben dejar de usar energía”, dijo Leiwen Jiang, asociado principal del Consejo de Población de Nueva York y ex autor principal del IPCC. “Pero podemos ayudarles a mejorar su tecnología”.

Si bien es cierto que unas tasas de fecundidad inferiores a las previstas pueden contribuir poco a reducir las emisiones en los países pobres, podrían ayudarles a hacer frente al cambio climático de una manera diferente. Si las mujeres tuvieran sólo tantos hijos como quisieran, podrían asumir más trabajo remunerado, dijo Jiang. Ese impulso económico podría ayudar a las comunidades con dificultades económicas a responder a las olas de calor, las inundaciones y las tormentas cada vez más severas que ha traído el cambio climático.

Historia oscura

El concepto de sobrepoblación tiene un pasado oscuro.

Incluso si aceptas la premisa de que más gente significa más emisiones, “¿cuál es tu solución?” dijo Ravikumar. “¿Su solución es reducir la población, por la fuerza, y si es así, de quién debería ser la población reducida?”

Como los terroristas de El Paso y Christchurch, los gobiernos a lo largo de la historia han pisoteado los derechos de los grupos marginados para controlar sus poblaciones.

Países como Estados Unidos y Canadá esterilizaron por la fuerza a mujeres indígenas en la segunda mitad del siglo XX, mientras que Australia hizo lo mismo con las personas con discapacidades. La India esterilizó a 6,2 millones de hombres, en su mayoría pobres, en 1976, alentada por los donantes extranjeros que supeditaron los paquetes de ayuda al control de la población. Se cree que más de 2.000 hombres murieron en operaciones chapuceras.

Desde finales del decenio de 1970, China restringió el crecimiento demográfico mediante multas, esterilización y abortos forzados en virtud de una política draconiana de un solo hijo que duró decenios. Hoy en día continúa con estas prácticas contra las mujeres de etnia uigur, según una investigación publicada el mes pasado por The Associated Press.

Modelos de población divergentes

Las mujeres están teniendo menos hijos en todo el mundo porque más niñas van a la escuela y más personas tienen acceso a la anticoncepción. Ambos son objetivos de derechos humanos incluso antes de considerar el medio ambiente.

Pero los demógrafos no se ponen de acuerdo en cuanto a la medida y la rapidez con la que la fertilidad seguirá disminuyendo.

Mientras que el IHME proyecta que la población mundial comenzará a disminuir para el año 2064, las Naciones Unidas esperan que continúe creciendo a lo largo del siglo. La diferencia de población entre los dos modelos es de unos 2.000 millones de personas para 2100 – y las incertidumbres son tan grandes que ambos grupos de investigación aceptan la posibilidad de la tendencia opuesta.

Una de las razones de la discrepancia es que la ONU, a diferencia de la IHME, proyecta que las tasas de fertilidad se recuperarán a medida que los países se enriquezcan.

Las encuestas muestran que las mujeres de toda Europa y América del Norte tienen menos hijos de los que desearían debido a barreras como el caro cuidado de los niños, las presiones laborales y el hecho de que los hombres no asuman una parte justa de las tareas domésticas. Al eliminar algunos de estos obstáculos, países como Alemania han visto un aumento de la fertilidad.

“Las proyecciones de la ONU encarnan el optimismo de que el largo arco del progreso humano continuará”, dijo Sara Hertog, demógrafa de la ONU, añadiendo que los cambios en las tasas de fertilidad no son, en sí mismos, ni buenas ni malas noticias. “Espero que el nivel de fertilidad refleje el número de hijos que la gente quiere tener”.


Fuente: Deutsche Welle


Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Vida Latinoamericana

vidalatinoamericana.home.blog contiene material protegido por derechos de autor cuyo uso no siempre ha sido autorizado específicamente por el propietario de los derechos de autor. Estamos poniendo a disposición de nuestros lectores ese material bajo las disposiciones de “fair use” en un esfuerzo por promover una mejor comprensión de las cuestiones políticas, económicas y sociales. El material de este sitio se distribuye sin fines de lucro a quienes han expresado un interés previo en recibirlo con fines de investigación y educación. Si desea utilizar el material protegido por derechos de autor para fines distintos del “fair use” debe solicitar la autorización del titular de los derechos de autor.

Para consultas de los medios de comunicación: vidalatinoamericana@gmail.com


¿Quién ha pulsado el botón del GRAN reinicio?

¿Qué es este “Gran Reinicio” del que estamos escuchando ahora? En pocas palabras, el Gran Reinicio se refiere a una agenda global para monitorear y controlar el mundo a través de la vigilancia digital. by Dr. Joseph Mercola

Tu voto:

La Pandemia del Coronavirus COVID-19: El verdadero peligro es la “Agenda ID2020”

¿Qué es el infame ID2020? Es una alianza de socios públicos y privados, incluyendo agencias de la ONU y la sociedad civil. Es un programa de identificación electrónica que utiliza la vacunación generalizada como plataforma para la identidad digital. by Peter Koenig

Tu voto:

El director general de Pfizer vende stock el mismo día Se anuncian los resultados positivos de la vacuna COVID-19

La compañía farmacéutica Pfizer, Inc. anunció el 9 de noviembre de 2020 que el ensayo clínico de fase 3 en curso de su candidato a la vacuna contra el ARNm COVID-19 sugiere que la vacuna puede ser 90 por ciento efectiva en la prevención de la infección por el virus del SARS-CoV-2. La noticia hizo … Seguir leyendo El director general de Pfizer vende stock el mismo día Se anuncian los resultados positivos de la vacuna COVID-19

Tu voto:

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .