Cómo una denominación evangélica negra fue engañada para “bendecir” a Israel

“Hay más de 40 millones de negros americanos, gastan más de 1,3 billones de dólares al año, por lo que somos un mercado medible, un grupo medible de personas, fácilmente identificables, y creemos que también podemos contribuir al avance de Israel”. – Glenn Plummer, Obispo de Israel

by Kathryn Shihadah

La Iglesia de Dios en Cristo, o COGIC, no es ciertamente el primer grupo evangélico que abraza el estado de Israel. Pero a diferencia de la mayoría de las denominaciones evangélicas, ésta es mayormente afroamericana. Su liderazgo incluye al recién nombrado y primer “Obispo de Israel”, el Dr. Glenn R. Plummer, que ahora reside en Jerusalén – y aprecia su nuevo cargo.

La mudanza de los Plummer desde su casa de Detroit es la culminación de un trabajo de divulgación dirigido durante años por organizaciones pro-israelíes a la comunidad cristiana afroamericana, incluyendo una campaña de relaciones públicas cuidadosamente curada que oscila entre retratar a Israel como una víctima de la violencia palestina e ignorar por completo la existencia palestina.

La misión: Dólares americanos para Israel
Plummer define su misión en términos de crear lazos principalmente comerciales entre afroamericanos e israelíes judíos. Los dos millones de palestinos musulmanes y cristianos que viven en Israel no figuran en sus planes. Como él lo explica:

“Es un momento perfecto para mostrar nuestro apoyo al pueblo judío, y a Israel en particular, y tenemos la intención de hacerlo de manera muy tangible. Hay más de 40 millones de estadounidenses negros, gastan más de 1,3 billones de dólares al año, por lo que somos un mercado mensurable, un grupo de personas mensurable, fácilmente identificable, y creemos que también podemos contribuir al avance de Israel”.

Plummer, pictured in a matching tracksuit and Nike fanny pack, with a member of his congregation during a 2019 tour in Jerusalem. Photo | COGIC

La esposa de Plummer, que ahora reclama el título de “primera dama de Israel”, añade que la pareja espera corregir lo que ella llama “malentendidos” sobre Israel entre los negros americanos. “Dios bendice a los que bendicen a Israel”, dice ella, “Queremos asegurarnos de que los negros americanos entiendan que la forma de bendecir a Israel es hablar bien de Israel”.

El mes pasado, la fundación Aliados de Israel nombró a Plummer uno de los “50 mejores aliados cristianos” de Israel.

Las opiniones de los afroamericanos sobre Israel

Los negros americanos como grupo son principalmente protestantes – una característica usualmente asociada con un fuerte apoyo a Israel – pero también predominantemente demócratas, el partido menos pro-israelí.

La mayoría de los cristianos afroamericanos se inclinan hacia la izquierda cuando se trata del Estado Judío. Menos de la mitad – 48 por ciento – apoyan a Israel, y el 27 por ciento simpatizan con los palestinos.

Aunque la enseñanza religiosa tradicional en muchas denominaciones pide a los creyentes que apoyen a Israel, la mayoría de los cristianos negros simpatizan por igual con las luchas israelíes y palestinas (setenta por ciento); más del cuarenta por ciento también cree que Israel niega a los palestinos sus derechos humanos básicos y que las leyes israelíes discriminan a los palestinos (aproximadamente el mismo porcentaje dice que no lo sabe).

El vínculo: la caridad pro-Israel

La moderna conexión afroamericana con Israel se remonta al difunto rabino americano Yechiel Eckstein, quien en 1983 creó una organización benéfica de colaboración llamada International Fellowship of Christians and Jews (IFCJ). Desde entonces Eckstein la ha convertido en una organización de 100 millones de dólares al año. La IFCJ afirma apoyar al ejército israelí, proporcionar ayuda a las familias judías necesitadas y promover la emigración judía a Israel.

Eckstein Black churches
Eckstein se dirige a una Iglesia Bautista en Detroit durante el fin de semana del Día de Martin Luther King. Foto | Phil Lewis | The Fellowship

En 2014, después de más de treinta años de cultivar el apoyo al estado judío entre los cristianos blancos americanos, Eckstein comenzó a perseguir a la comunidad cristiana afroamericana. Encontró el trabajo difícil. Los cristianos negros, después de todo, tienden a ser demócratas y no apoyan las políticas pro-israelíes más agresivas para las que buscaba apoyo. Pero Eckstein tenía un arma secreta.

Apuntó al COGIC por una doctrina en particular: la creencia de que la creación del Estado de Israel fue ordenada por Dios.

Peregrinación selectiva

Para 2015, un grupo de ministros de la COGIC, incluidos los Plummer, visitaron Israel con Eckstein, y se llevaron una lista cuidadosamente seleccionada de lugares sagrados judíos y cristianos, un refugio antiaéreo en Tel Aviv y el monumento al Holocausto.

En 2017, con la ayuda financiera de Hobby Lobby, otro grupo del COGIC visitó Israel. En particular, el viaje de una semana no incluyó Belén, que está en territorio palestino, ni ninguna reunión con los palestinos. Un alto delegado de la COGIC explicó que el propósito de la visita era centrarse en la fortaleza de Israel, añadiendo, “eso no quiere decir que la cuestión palestina no merezca también consideración”. Cualquier cosa que ayude a la humanidad”.

El itinerario para los líderes de las iglesias afroamericanas incluía una parada en el sur de Tel Aviv, donde viven la mayoría de los 45.000 solicitantes de asilo africanos de Israel. El grupo discutió los desafíos que estos inmigrantes enfrentan, incluyendo el racismo y la desigualdad económica. Pero de nuevo, la narración estaba incompleta.

Israel ha intentado abiertamente durante más de diez años detener el flujo de refugiados de África y deportar a los que ya están presentes. Human Rights Watch informó que “reconoció a menos del uno por ciento de los solicitantes de asilo”, eligiendo en su lugar “intimidarlos” o ignorar sus solicitudes. El Gobierno incluso financió un muro en su frontera con Egipto y luego inició una política de detención y expulsión, alojando a los refugiados africanos en grandes campamentos en medio del desierto meridional.

A pesar de que el itinerario fue cuidadosamente curado, un líder de la iglesia resumió así su despedida del viaje: “A pesar de los logros de algunos [africanos en Israel], persiste la desigualdad educativa y económica”.

“De Ferguson a Palestina”

Justo antes del viaje del COGIC a Israel, los EE.UU. vieron un aumento del apoyo de los negros a la causa palestina, algo que Plummer aún no ha reconocido.

El verano de 2014 destacó los problemas paralelos que enfrentan los afroamericanos y sus hermanos palestinos. Mientras los negros en América protestaban por el asesinato de Michael Brown en Ferguson, Israel libró una guerra brutal contra el pueblo de Gaza. Más de 2.200 palestinos fueron asesinados, el 65 por ciento de ellos civiles. Más de 500 niños palestinos perdieron la vida en la campaña israelí junto con 73 israelíes, de los cuales sólo el 8% eran civiles.

La Declaración Negra de Solidaridad con Palestina de 2015, firmada por más de 1.000 activistas y 39 organizaciones, nació de esta adversidad compartida y fue leída, en parte:

El año pasado ha sido un año de gran crecimiento para la solidaridad negra-palestina. Del terror dirigido contra nosotros -desde los numerosos ataques contra la vida de los negros hasta la brutal guerra de Israel contra Gaza y el asfixia en la Ribera Occidental- han surgido una resistencia reforzada y una lucha conjunta entre nuestros movimientos.

Vigilancia del vecindario

El obispo Plummer y su esposa hicieron su nuevo hogar en un elegante suburbio israelí de Jerusalén llamado Mevaseret Zion, un vecindario cuya historia es notable si uno está dispuesto a buscarlo.

Antes de 1948, Mevaseret Zion era el lugar de la población del pueblo palestino mayoritariamente árabe de Qalunya: 1,056. La violenta fuerza paramilitar judía, la Haganá, destruyó el pueblo como lo relata el historiador Walid Khalidi, autor de “Todo lo que queda”: Las aldeas palestinas ocupadas y despobladas por Israel en 1948″. El pueblo fue uno de los más de quinientos despoblados y demolidos tras la creación de Israel.

Plummers IDF
Plummer posa con los miembros africanos de la FDI en Jerusalén en 2016. Foto | COGIC

Los registros otomanos indican que existía desde al menos 1596. Sus agricultores palestinos cultivaban (y pagaban impuestos) trigo, cebada y verduras, y cuidaban cítricos y olivos.

Kerem Navot, un grupo israelí sin fines de lucro que supervisa la política de tierras, señaló recientemente que Mevaseret Zion se encuentra en parte dentro de Palestina. Pero en lugar de resolver la cuestión de la invasión, Israel aprobó recientemente planes para seguir construyendo en la ciudad, lo que requiere la apropiación de más tierras palestinas.

Acercándose al racismo

El 4 de junio, el obispo Plummer participó en una vigilia de videoconferencia organizada por Yehudah Glick en el Monte del Templo en Jerusalén. Su objetivo: rezar por la reconciliación racial en los Estados Unidos tras la muerte de George Floyd.

Puede que Plummer y sus colegas no fueran conscientes de que, tras un acuerdo de 1967, se supone que sólo a los musulmanes se les permite realizar rituales religiosos en el Monte del Templo, el lugar de la Mezquita Al-Aqsa y uno de los sitios más venerados del Islam.

En los últimos años, los radicales israelíes han asaltado el recinto de la mezquita cada vez con más frecuencia, a menudo bajo la protección de la policía israelí. A pesar de tener acceso exclusivo al Muro de los Lamentos, un lugar sagrado judío cercano, irrumpen en el recinto bajo los auspicios del deseo de rezar en el recinto de la mezquita, una medida que muchos musulmanes consideran intencionadamente provocativa. La vigilia de oración de Yehudah Glick fue tanto ilegal como provocativa.

Glick también ignoró el hecho de que tanto el establecimiento religioso como el gobierno israelí discriminan abiertamente a los palestinos en su seno hasta el punto de que muchos expertos han descrito las acciones del gobierno como apartheid. Y mientras Glick instaba a sus oyentes a cantar “no más violencia”, su país observaba el 53º aniversario de su brutal ocupación de Palestina.

La ampliamente difundida narración de la inocencia de Israel ensombrece la realidad de su intolerancia, aunque tanto los historiadores israelíes como los palestinos han hecho una crónica exhaustiva de la misma.

El Estado de Israel desplazó a 750.000 palestinos en 1948 simplemente porque no eran judíos. Desafió el derecho internacional al negarse a permitirles regresar; se apropió del 78 por ciento de sus tierras en 1948 y ocupó el resto en 1967, sin que se vislumbre un final.

Numerosas organizaciones de derechos humanos han estado contando e informando sobre los decenios de abusos de los derechos humanos que comete Israel.

Sólo en Gaza 7.400 palestinos han muerto a causa de la violencia directa israelí (miles más debido a la falta de alimentos y medicinas causada por el bloqueo que ya tiene catorce años); durante el mismo período, unos 250 israelíes fueron asesinados por los palestinos en Gaza.

Glick lamentó la muerte de George Floyd el 25 de mayo y los disturbios nacionales posteriores. Dejó sin pronunciar el nombre de Eyad al Hallak, un palestino discapacitado ejecutado por la policía israelí el 30 de mayo en Jerusalén, no lejos de donde se celebró la propia vigilia de Glick.

Comparte con tus amigos. NO a la censura.


Foto principal | Antonio Cabrera

Kathryn Shihadah escribe para MintPress News y If Americans Knew. Ella habla regularmente sobre la injusticia y la demonización que los palestinos enfrentan a manos de Israel con la complicidad de los Estados Unidos, especialmente a las audiencias cristianas. Kathryn ha vivido en Oriente Medio durante diez años y ha viajado mucho. Tiene un blog en PalestineHome.org.


Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Vida Latinoamericana

vidalatinoamericana.home.blog contiene material protegido por derechos de autor cuyo uso no siempre ha sido autorizado específicamente por el propietario de los derechos de autor. Estamos poniendo a disposición de nuestros lectores ese material bajo las disposiciones de “fair use” en un esfuerzo por promover una mejor comprensión de las cuestiones políticas, económicas y sociales. El material de este sitio se distribuye sin fines de lucro a quienes han expresado un interés previo en recibirlo con fines de investigación y educación. Si desea utilizar el material protegido por derechos de autor para fines distintos del “fair use” debe solicitar la autorización del titular de los derechos de autor.

Para consultas de los medios de comunicación: vidalatinoamericana@gmail.com


¿Programación predictiva? Los editores israelíes han estado escribiendo sobre una pandemia parecida a la de COVID durante años

La aceptación voluntaria del público en general de las restricciones draconianas impuestas a la movilidad y la libertad de reunión debido al coronavirus fue “predicha” en las novelas de ficción y otras creaciones artísticas durante las últimas décadas. ¿Se trata de que la vida imite al arte o de algo más siniestro? by Raul Diego

Tu voto:

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .