Convocatoria al diálogo,

«Por eso, el problema de la economía bimonetaria que es, sin dudas, el más grave que tiene nuestro país, es de imposible solución sin un acuerdo que abarque al conjunto de los sectores políticos, económicos, mediáticos y sociales de la República Argentina. Nos guste o no nos guste, esa es la realidad y con ella se puede hacer cualquier cosa menos ignorarla». @CFKArgentina

by Jucanomo

El día 27 de octubre la Vicepresidenta de la Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, publicó en su portal una carta que tituló «27 de octubre. A diez años sin él y a uno del triunfo electoral: sentimientos y certezas». Que decidió dividir en tres partes a las que llamó certezas, es acerca de la última a la que quiero referirme, sin entrar en cuestiones monetarias.

Con su gran experiencia política nos envía un mensaje claro de diálogo y entendimiento, que ella encuadra en la grave situación económica que atraviesa la Argentina, luego de cuatro años de un saqueo sin precedentes.

No es acaso una necesidad a nivel mundial y no sólo nacional el concurrir a un debate sobre las políticas económicas y sociales, enfocadas en priorizar la vida del ciudadano, renunciando a ideologías, religiones y creencias. La humanidad espera que sus líderes lleguen en un acuerdo que sea de beneficio para todos por igual.

¿Es esto posible?

Cristina dijo que es imposible encontrar la solución sin un acuerdo al tema económico, y nos recordó que ella fue el vivo ejemplo de que la política no es solo mantener firme una ideología, si no también el manejo de los tiempos y de la concertación en particular, sin que esto signifique un retroceso o un cambio de postura, con el objetivo de derrotar al neoliberalismo se tuvo que conformar un Frente de Todos.

Es posible entonces que ésta conducta desprendida se convierta en un paradigma de la política futura, la realidad es que no, mientras los convocados tengan diferentes intereses desde lo personal hasta lo económico, la respuesta es un rotundo no.

La solución parece ser tan simple, pero la condición humana y sobre todo la político-económica, no permitirá que se lleve a cabo, porque no solo están los grandes grupos de poder, son también los empledos de estos, que no están obligados a pertenecer a ese proyecto destructivo, pero lo hacen de manera consciente y disfrutan de las bondades de tener ciertos privilegios, los que no resignarán de ningún modo, y que están dispuestos a cualquier cosa para mantenerlos. ¿Es entonces el egoismo una base de los males? Si, sin ninguna duda, es lo que puede terminar de destruir lo poco de humanidad que les queda.

Es el momento actual y el más oportuno (no tenemos alternativa) para lograr una concertación para salvar la unidad de los pueblos, conservando su propia diversidad, con un único fin que sea el proteger al ciudadano, proporcionando sus derechos básicos y las oportunidades necesarias para transitar su vida con dignidad.

No podemos esperar, depende de la voluntad de sentarnos a determinar el cómo cambiar los esquemas sociales y económicos mundiales que han comprobado su inutilidad, el hambre en el mundo es cada vez mayor, mientras pocos tienen lo suficiente para vivir cientos si no miles de vidas.


Los últimos en world

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.