Por qué el nuevo acuerdo comercial de China con el sur de Asia está haciendo sudar a Washington

Un acuerdo comercial de 15 miembros de Asia meridional que incluye a China y el Japón ha puesto en evidencia a Occidente que su influencia en la región está disminuyendo y posiblemente se ha acabado.

by Raul Diego

Para la mayoría de los estadounidenses, la mención de Hanoi despierta recuerdos de la guerra de Vietnam y del auge del movimiento antiguerra en los Estados Unidos. Casi medio siglo después, las municiones sin explotar (UXO) dejadas por los soldados estadounidenses siguen matando y mutilando a los vietnamitas, pero ha llegado un nuevo día para el sufrido país del sudeste asiático junto con catorce países de la región, incluidas las potencias China y Japón, con un acuerdo comercial de gran éxito que seguramente desatará la controversia en Washington, que fue excluido de la Asociación Económica Regional Integral (RCEP) de 15 naciones.

Los países del bloque de la ASEAN, Brunei, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Tailandia y Vietnam, se unen a las potencias regionales China, Japón y Corea del Sur como parte de un bloque económico más grande que representará un tercio de la economía mundial y estará compuesto por 2.200 millones de consumidores.

El acuerdo refuerza una comunidad económica ya muy unida de países asiáticos, que además del RCEP, ya tienen acuerdos comerciales bilaterales entre ellos. También marca un hito en la relación entre China y Japón, que por primera vez firman juntos un acuerdo comercial. Más preocupante para la industria americana, en particular, es el riesgo de perder el acceso al mercado por valor de 5.300 millones de dólares para la industria estadounidense en la región, a medida que estos bienes pasan a la producción en empresas chinas.

Australia y Nueva Zelanda son la extraña pareja de naciones del eje occidental que forman parte del pacto histórico, mientras que los Estados Unidos se quedan fuera mirando los frutos de su política hacia Asia durante los últimos 15 años, que ahora ha vuelto para atormentar a un tambaleante establecimiento estadounidense después de la desastrosa «guerra comercial» de Trump y de la insistencia de sus predecesores en la Casa Blanca de renunciar al gran palo de América en el Mar de la China Meridional.

El pivote asiático de Obama

El principio del fin de la hegemonía económica estadounidense en el sudeste asiático tuvo lugar entre los gobiernos de Bush y Obama cuando los contornos de lo que se convertiría en la Asociación Transpacífica (TPP) fueron entregados a Barack Obama, quien los utilizaría para ejecutar su infame «Pivote Asiático», una política que imitaba las pasadas tácticas de «libre comercio y guerra» empleadas en todo el mundo.

El plan pretendía fomentar el comercio con los países del sur de Asia y, al mismo tiempo, ampliar la presencia militar de los Estados Unidos en la región para permitir a América «y no a países como China, escribir las reglas del camino en el siglo XXI», según el entonces presidente Obama. Huelga decir que China comenzó a retirarse de algunas de las propuestas que había hecho a los intereses occidentales en años anteriores.

Mike Pompeo posa con el Ministro de Seguridad Pública de Vietnam To Lam antes de una reunión en Hanoi para discutir la influencia de China. 30 de octubre de 2020. VNA vía AP

Hillary Clinton exacerbó las tensiones de manera dramática cuando trató de imponer la voluntad de los Estados Unidos sobre las disputas territoriales de China en el Mar de la China Meridional, afirmando que todas esas reclamaciones deben ser abordadas de manera colaborativa por los países del bloque de la ASEAN para mantener la «región abierta a las actividades comerciales normales», según Foreign Policy. Un movimiento que China vio claramente como una amenaza a sus propios designios hegemónicos sobre la región.

Trump adoptó la posición beligerante de Obama sobre China y avivó aún más las llamas al iniciar una guerra comercial contra la superpotencia asiática y retirarse de las negociaciones del TPP en 2017. El intento de China de aliarse con la UE contra el ataque de los aranceles impuestos por los Estados Unidos fue rechazado por unanimidad y, en última instancia, llevó a la República Popular China a seguir adelante con los esfuerzos diplomáticos renovados para llevar a la RCEP a la línea de meta.

Uvas amargas

Los débiles argumentos en contra ya están empezando a proliferar en los medios de comunicación estadounidenses con el Wall Street Journal publicando un artículo desesperadamente tratando de restar importancia al RCEP, afirmando que las «debilidades» del gobierno chino le impidieron asumir un papel de liderazgo en la región, a pesar del acuerdo comercial.

Junto con el TPP, que se convirtió en el Acuerdo Integral y Progresivo para la Asociación Transpacífica (CPTPP), el RCEP es ahora el segundo acuerdo comercial masivo en la región económica de más rápido crecimiento en el mundo donde los EE.UU. es persona non grata.

Tal vez el acontecimiento más sorprendente sea el acercamiento histórico al Japón, que estuvo directamente relacionado con el rechazo de la propuesta china por parte de la UE, lo que obligó a China a recurrir a su antiguo rival. Las conversaciones comerciales de bajo nivel que se produjeron entre China, el Japón y Corea del Sur en 2018 desembocarían finalmente en la finalización del golpe económico de la RCEP.

El PACR eliminará hasta el 90% de los aranceles sobre las importaciones entre los signatarios durante los próximos 20 años y también determinará las normas para el comercio electrónico y la propiedad intelectual en cada nación, lo que podría potencialmente perturbar los principales mercados occidentales como las industrias farmacéuticas y tecnológicas.

A continuación en el orden de bateo

Con la elección casi decidida a favor de Joe Biden, es probable que la siguiente fase de la política exterior estadounidense en el sudeste asiático siga siendo la misma y posiblemente un retorno a ideas mucho más provocativas de la época de Obama, como la doctrina de la batalla aire-mar, que se esbozó por primera vez en 2009 para preparar un enfrentamiento militar con China.

El ABS se convirtió en una doctrina militar oficial un año más tarde en 2010 y fue probada en 2014. Es muy posible que la Casa Blanca de Biden reavive un impulso más agresivo contra China, aunque el equipo de transición de Biden no ha publicado ninguna declaración política oficial sobre China. No obstante, el ex Vicepresidente de Obama ya ha señalado su intención de continuar con una postura beligerante contra la nación asiática.

«Lo que yo haría que China hiciera es jugar según las reglas internacionales», declaró Biden en el único debate que tuvo con Trump en octubre. «Estas son las reglas. Juegas con ellas, o vas a pagar el precio de no jugar con ellas económicamente», afirmó Biden.

También se espera que el probable futuro presidente de los Estados Unidos adopte la agresiva posición de Trump sobre la tecnología china, que sigue el mismo patrón que vemos de una administración a otra, donde las políticas fundamentales destinadas a expandir el control hegemónico estadounidense sobre otros países se transmiten sin importar los colores en las sedes de sus partidos.

El RCEP puede ser el tiro de gracia que se escucha de una floreciente alianza de países asiáticos, que no sólo tienen los recursos para mantenerse al día y superar las proezas tecnológicas estadounidenses, sino que también han cerrado la brecha considerablemente en términos de capacidades militares con Occidente.


Foto de fondo | Esta imagen, tomada en una teleconferencia proporcionada por la Agencia de Noticias de Vietnam (VNA), muestra a los líderes y ministros de comercio de 15 países de la Asociación Económica Regional Integral (RCEP) posando para una foto de grupo virtual en Hanoi, Vietnam, el 15 de noviembre de 2020. VNA vía AP

Raúl Diego es escritor de noticias de MintPress, fotoperiodista independiente, investigador, escritor y documentalista.


Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Vida Latinoamericana

vidalatinoamericana.home.blog contiene material protegido por derechos de autor cuyo uso no siempre ha sido autorizado específicamente por el propietario de los derechos de autor. Estamos poniendo a disposición de nuestros lectores ese material bajo las disposiciones de «fair use» en un esfuerzo por promover una mejor comprensión de las cuestiones políticas, económicas y sociales. El material de este sitio se distribuye sin fines de lucro a quienes han expresado un interés previo en recibirlo con fines de investigación y educación. Si desea utilizar el material protegido por derechos de autor para fines distintos del «fair use» debe solicitar la autorización del titular de los derechos de autor.

Para consultas de los medios de comunicación: vidalatinoamericana@gmail.com


Cómo el gobierno estadounidense aviva las tensiones raciales en Cuba y en todo el mundo

A los ojos de Washington, el objetivo de financiar a los grupos negros, indígenas, LGBT u otros grupos minoritarios en países enemigos no es simplemente promover las tensiones allí; es también crear una narrativa que ayude a convencer a los liberales e izquierdistas de Estados Unidos para que apoyen la … Seguir leyendo Cómo el gobierno estadounidense aviva las tensiones raciales en Cuba y en todo el mundo

Tu voto:

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Arce, Copa y Ponchos Rojos unidos ante embestida ultraderechista en Bolivia

por Verónica Zapata Ante una nueva embestida de la ultraderecha boliviana, el presidente Luis Arce y la alcaldesa de El Alto, Eva Copa, se reunieron por primera vez en un acto, tras la expulsión de la alcaldesa del Movimiento Al Socialismo (MAS) y de su posterior triunfo electoral con el 70% de votos, consolidándose en … Seguir leyendo Arce, Copa y Ponchos Rojos unidos ante embestida ultraderechista en Bolivia

Tu voto:

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.