Jeff Bezos debería haber agradecido a los contribuyentes estadounidenses por pagar su viaje espacial

Desde el principio, la estrategia comercial del gigante de la distribución se ha basado en eludir los impuestos y embolsarse las subvenciones públicas.

by Scott Klinger

Poco después de salir de su vuelo espacial de 10 minutos la semana pasada, Jeff Bezos agradeció a los clientes y empleados de Amazon su papel principal en el pago de su viaje de placer a Blue Origin al borde del espacio.

Los comentarios del fundador de Amazon suscitaron rápidamente el desprecio de muchos empleados que trabajan en condiciones extremas por poco dinero y con descansos para ir al baño la mitad de largos que el corto viaje en cohete de Bezos.

Pero los contribuyentes estadounidenses deberían estar igual de indignados por no haber sido mencionados por Bezos en absoluto. Los comentaristas señalaron que Blue Origin de Bezos y el anterior viaje de Sir Richard Branson en la nave espacial Unity de Virgin Galactic fueron financiados de forma privada, pero en el caso de Bezos eso está muy lejos de la realidad.

Esquivar los impuestos y conseguir subvenciones públicas ha sido el núcleo de la estrategia empresarial de Amazon desde el principio, cuando sus ventas de comercio electrónico eludían los impuestos estatales y locales sobre las ventas. Más tarde, cuando el minorista amplió su red de distribución, Amazon exigió agresivamente que se le eximiera del pago de los impuestos locales sobre la propiedad a cambio de la promesa de traer puestos de trabajo a una comunidad.

Y cuando Amazon finalmente se volvió rentable, la compañía utilizó varios esquemas de reducción de impuestos, incluyendo el pago de ejecutivos con opciones de compra de acciones y la realización de transacciones a través de paraísos fiscales. Esto permitió que Amazon se convirtiera en una de las numerosas empresas altamente rentables que no han contribuido prácticamente a los costes del gobierno federal.

Al principio, Amazon ubicó sus centros de envío en estados sin impuestos sobre las ventas. Argumentó con éxito que la transacción se producía en el momento en que el paquete salía de su centro de distribución, y no cuando se dejaba en la puerta del cliente. Esta táctica ahorró a los clientes de Amazon miles de millones de dólares y le dio una enorme ventaja competitiva sobre las tiendas físicas que tenían que cobrar impuestos sobre las ventas.

A medida que Amazon fue evolucionando, la rapidez de las entregas se hizo más importante, lo que llevó a la empresa a ampliar rápidamente su vasta red de distribución para acercarse a sus clientes. Reconociendo que esto pondría en entredicho los fundamentos de su estrategia de evasión de impuestos sobre las ventas, Amazon comenzó a exigir -y a menudo a recibir- lucrativas exenciones fiscales y otras subvenciones en efectivo de las comunidades en las que Amazon abrió instalaciones y creó puestos de trabajo.

A lo largo de los años, Amazon ha cobrado casi 3.300 millones de dólares en 200 acuerdos diferentes de subvenciones fiscales con gobiernos estatales y locales, según la base de datos Subsidy Tracker de Good Jobs First. En muchos casos, eso significa que cuando se envía una ambulancia a un almacén de Amazon para atender a un trabajador agobiado por el calor, Amazon ha dejado que el coste de esos servicios lo paguen otros contribuyentes. O cuando Amazon contrata a un trabajador educado, lo hace sabiendo que a menudo contribuyó poco a pagar las inversiones del gobierno local en las escuelas.

En los tres años comprendidos entre 2018 y 2020, Amazon declaró 44.700 millones de dólares en beneficios antes de impuestos en Estados Unidos, pero pagó solo 1.900 millones de dólares en impuestos de sociedades en Estados Unidos, según un análisis de 2021 del Instituto de Fiscalidad y Política Económica (ITEP). Estos míseros pagos dieron a Amazon un tipo impositivo efectivo de sólo el 4,3%, una fracción del tipo impositivo que pagan las familias típicas de ingresos medios de Estados Unidos, y sólo una quinta parte del tipo impositivo legal del 21% del impuesto de sociedades de Estados Unidos.

Bezos afirma haber invertido 7.500 millones de dólares en Blue Origin. Los contribuyentes estadounidenses han invertido muchas veces esa cantidad en Amazon a través de lagunas en el impuesto sobre las ventas, subvenciones al impuesto sobre la propiedad y esquemas de evasión de impuestos federales.

Si Amazon hubiera pagado el tipo impositivo completo del 21% en los últimos tres años, la empresa habría pagado 7.200 millones de dólares más en impuestos federales, dinero que podría haber sido utilizado para invertir en investigación básica, educación, seguridad nacional y ayudas COVID para familias y pequeñas empresas con dificultades.

El vuelo suborbital de Bezos recreó el histórico vuelo de 1961 del primer astronauta estadounidense Alan Shepherd. Por aquel entonces, el tipo impositivo de las empresas estadounidenses era del 48%. Si Amazon hubiera pagado ese mismo tipo sobre sus ingresos en los últimos tres años, la compañía habría pagado 19.500 millones de dólares más en impuestos sobre la renta en Estados Unidos.

Amazon no es el único que no paga su parte justa de impuestos federales. En 1961, el impuesto de sociedades representaba el 22,1% de los ingresos del gobierno federal. El año pasado, las empresas pagaron sólo el 6,6% de las facturas del Tío Sam, a pesar de que las empresas estadounidenses son mucho más rentables que cuando Alan Shepherd voló a bordo del Freedom 7.

Bezos afirma haber invertido unos 7.500 millones de dólares en Blue Origin hasta la fecha. Los contribuyentes estadounidenses han invertido muchas veces esa cantidad en Amazon a través de lagunas en el impuesto sobre las ventas, subvenciones al impuesto sobre la propiedad y esquemas de evasión de impuestos federales. Somos nosotros, los contribuyentes estadounidenses, junto con los trabajadores de Amazon, que trabajan duro y están mal pagados, los que hemos hecho posible el paseo de 10 minutos de este multimillonario.


Scott Klinger es miembro asociado del Instituto de Estudios Políticos.

Éste artículo fue publicado originalmente en Inequality.org


Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Vida Latinoamericana

vidalatinoamericana.home.blog contiene material protegido por derechos de autor cuyo uso no siempre ha sido autorizado específicamente por el propietario de los derechos de autor. Estamos poniendo a disposición de nuestros lectores ese material bajo las disposiciones de «fair use» en un esfuerzo por promover una mejor comprensión de las cuestiones políticas, económicas y sociales. El material de este sitio se distribuye sin fines de lucro a quienes han expresado un interés previo en recibirlo con fines de investigación y educación. Si desea utilizar el material protegido por derechos de autor para fines distintos del «fair use» debe solicitar la autorización del titular de los derechos de autor.

Para consultas de los medios de comunicación: vidalatinoamericana@gmail.com


Cómo el gobierno estadounidense aviva las tensiones raciales en Cuba y en todo el mundo

A los ojos de Washington, el objetivo de financiar a los grupos negros, indígenas, LGBT u otros grupos minoritarios en países enemigos no es simplemente promover las tensiones allí; es también crear una narrativa que ayude a convencer a los liberales e izquierdistas de Estados Unidos para que apoyen la … Seguir leyendo Cómo el gobierno estadounidense aviva las tensiones raciales en Cuba y en todo el mundo

Tu voto:

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.