Pompeo anuncia la financiación de la asistencia social, la atención de la salud y el apoyo a los indígenas. En Venezuela

El amplio paquete de ayuda de 348 millones de dólares, que incluye fondos para el cuidado de la salud, asistencia directa en efectivo, e incluso apoyo psicosocial, está en franca contradicción con la política estadounidense de sanciones a Venezuela.

by Alan Macleod

El Secretario de Estado Mike Pompeo ha regresado de sus visitas oficiales a Surinam, Guyana, Colombia y Brasil, donde discutió las posibilidades de un cambio de régimen en Venezuela, una nación que ha atraído la ira de Washington durante más de 20 años.

El sábado, el ex director de la CIA, de 56 años, anunció un paquete de 348 millones de dólares que, según dijo, era una “respuesta a la actual crisis humanitaria causada por el corrupto e ilegítimo régimen de Maduro”, y señaló el “compromiso de Estados Unidos con el pueblo venezolano”.

“La ayuda humanitaria de Estados Unidos proporciona acceso a alimentos de emergencia, agua potable, asistencia directa en efectivo, apoyo sanitario e higiénico, atención médica, suministros médicos, apoyo psicosocial, medios de vida y protección para los grupos vulnerables, incluyendo mujeres, jóvenes y pueblos indígenas”, decía el comunicado de prensa del Departamento de Estado sobre el tema, programas que el gobierno de Estados Unidos no está proporcionando a sus propios ciudadanos durante la pandemia. También señaló que gran parte del dinero en efectivo se destinaría en realidad a los países vecinos que han acogido a los migrantes, en lugar de a los propios individuos.

Sin embargo, ni Pompeyo ni el Departamento de Estado señalaron que Venezuela se encuentra en tan lamentable situación económica, en gran parte debido a las acciones del gobierno de los Estados Unidos. Washington ha puesto al país bajo sanciones cada vez más severas durante años, persiguiendo a cualquier individuo, negocio o gobierno que comercie con el país. Esto ha llevado efectivamente a un bloqueo internacional del país, donde Venezuela no puede importar productos vitales como alimentos o medicinas ni vender petróleo, su principal exportación.

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

El largo malestar económico también provocado por la incompetencia del gobierno, la intransigencia de las elites locales y una continua recesión regional ha llevado a dificultades extremas para millones de personas, siendo las sanciones de EE.UU. las únicas responsables directas de más de 100.000 muertes, según el relator especial suizo-estadounidense de la ONU, Alfred de Zayas, quien visitó el país y declaró a EE.UU. culpable de “crímenes contra la humanidad”. Por lo tanto, podría decirse que las acciones del Departamento de Estado son simplemente un intento de poner una venda sobre un corte profundo en el que ellos mismos clavaron un cuchillo.

Mientras estaba en Colombia, Pompeo discutió el cambio de régimen en Venezuela con el presidente colombiano Iván Duque, quien describió a Kansan como un “querido amigo de Colombia” y acusó al presidente Maduro de Venezuela de crímenes contra la humanidad. En Brasil, Pompeo logró que el gobierno de Bolsonaro firmara su “Marco de Transición Democrática” (DTS) para Venezuela como el camino a seguir.

El DTS exige la renuncia de Maduro y la disolución total de la Asamblea Constituyente del país, con todo el poder en manos de la Asamblea Nacional, única rama del gobierno que la oposición controla actualmente. Desde allí, la Asamblea Nacional nombraría nuevos miembros para el Tribunal Supremo y el Consejo Nacional Electoral. Y aunque el DTS no dice específicamente que Maduro no podría postularse de nuevo, Pompeo lo dejó claro, diciendo, “Nicolás Maduro nunca más gobernará Venezuela”. Por lo tanto, parece poco probable que Maduro, que fue elegido por una mayor parte del electorado que Trump en 2016 u Obama en 2012, firmara tales cambios radicales en el país que la administración Trump exige.

Los Estados Unidos también siguen apoyando al autoproclamado presidente Juan Guaidó, que ha lanzado una serie de intentos fallidos de golpe de Estado desde enero de 2019. Washington le ha transferido recientemente los bienes confiscados del gobierno venezolano para que pueda dar personalmente a cada trabajador de la salud 20 dólares al mes durante la pandemia de coronavirus. Con el bolívar venezolano tan débil, el estipendio equivale a un subsidio considerable. Guaidó ha conservado un fuerte apoyo bipartidista en Washington, a pesar de los contratos filtrados entre él y el grupo mercenario estadounidense Silvercorp que muestran que tenía la intención de gobernar solo después del golpe, pagando a la organización para que se convirtiera en su fuerza de seguridad personal y aplastando cualquier resistencia a su gobierno. Dentro de Venezuela, sin embargo, las encuestas muestran que sólo el tres por ciento de la población lo respalda.

Biden: ¿una ruptura con el pasado o más de lo mismo?

Con las elecciones de noviembre, es posible que haya un cambio de gobierno en los Estados Unidos antes que en Venezuela. El aspirante demócrata Joe Biden tiene actualmente una ventaja de 6,5 puntos a nivel nacional en las encuestas combinadas. Más de 100 organizaciones están instando al ex vicepresidente a adoptar una política de “buen vecino” con respecto a la región. Y aunque la Plataforma Nacional Democrática es más progresista en Cuba, deja claro que quiere un cambio de régimen en Venezuela también.

Para entender mejor el potencial de un camino americano diferente para América Latina bajo una presidencia Biden, MintPress habló con el Dr. Barry Cannon, un sociólogo especializado en política latinoamericana de la Universidad Nacional de Irlanda, Maynooth. Cannon tenía la esperanza de que una presidencia de Biden pudiera significar un enfoque más multilateral en la región, una cierta disminución de las sanciones a Venezuela y una mayor apertura hacia las negociaciones. También podría significar que los Estados Unidos se alejaran de un apoyo tan estrecho con la administración de extrema derecha de Bolsonaro y más cooperación con gobiernos de centro-izquierda, como los de México y Argentina.

“Sin embargo, no esperaría grandes desviaciones de las políticas de la era Trump”, advirtió, señalando que Colombia, “que tiene un historial de derechos humanos mucho peor que el de Venezuela”, está “casi siempre apoyada por los EE.UU.”. Mientras que Washington “continuará trabajando activamente contra cualquier país latinoamericano que desafíe al poder imperial de EE.UU. en la región”, como Venezuela o Bolivia, donde el candidato del Movimiento al Socialismo, Luis Arce, es el favorito en las elecciones de octubre. “Es importante tener en cuenta las continuidades en la política de Estados Unidos hacia las Américas con Trump a cargo, más que las diferencias”, concluyó.

Comparte con tus amigos. Di NO a la censura.


Foto principal | El Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo, segundo a la derecha, y el Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil Ernesto Araujo, son recibidos en un centro de recepción en la Base Aérea de Boa Vista en Roraima, Brasil, el 18 de septiembre de 2020. Bruno Mancinelle | Pool via AP

Alan MacLeod es un escritor del personal de MintPress News. Después de completar su doctorado en 2017, publicó dos libros: Malas noticias de Venezuela: Veinte años de noticias falsas y de mala información y propaganda en la era de la información: Aún fabricando el consentimiento. También ha contribuido a Fairness and Accuracy in Reporting, The Guardian, Salon, The Grayzone, Jacobin Magazine, Common Dreams the American Herald Tribune y The Canary.


Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Vida Latinoamericana

vidalatinoamericana.home.blog contiene material protegido por derechos de autor cuyo uso no siempre ha sido autorizado específicamente por el propietario de los derechos de autor. Estamos poniendo a disposición de nuestros lectores ese material bajo las disposiciones de “fair use” en un esfuerzo por promover una mejor comprensión de las cuestiones políticas, económicas y sociales. El material de este sitio se distribuye sin fines de lucro a quienes han expresado un interés previo en recibirlo con fines de investigación y educación. Si desea utilizar el material protegido por derechos de autor para fines distintos del “fair use” debe solicitar la autorización del titular de los derechos de autor.

Para consultas de los medios de comunicación: vidalatinoamericana@gmail.com


Bolivia: La primera elección desde el golpe de estado respaldado por EE.UU. enfrenta a la derecha contra la izquierda, a los ricos contra los pobres y a los blancos contra todos los demás.

El próximo domingo representa la mejor oportunidad de Bolivia para asegurar una paz duradera, con una esperada victoria del MAS que se espera sea un repudio al golpe militar apoyado por los Estados Unidos en noviembre pasado. by Oliver Vargas and Alan Macleod

Tu voto:

Existe la compasión

El poder real que domina actualmente el mundo, ha decidido borrar todo significado y práctica de la compasión. Dentro de una sociedad materialista algo que es intrínseco en la vida misma ha ido desapareciendo lentamente. by Jucanomo

Tu voto:

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .