La batalla legal de QAnon contra YouTube podría transformar la libertad de expresión en línea

Una demanda presentada contra YouTube y la empresa matriz Google por 15 estrellas de los medios sociales QAnon podría terminar en la Corte Suprema y transformar el significado de la libertad de expresión en línea en Estados Unidos.

by Raul Diego

La unión de la política americana con los medios de comunicación social puede ser el momento decisivo de un cambio radical que se está produciendo en las más altas esferas del poder en los Estados Unidos y en el mundo. En el período previo a las elecciones estadounidenses de 2020, Facebook, Twitter y YouTube revelaron sus vínculos ineludibles con el establishment cuando lanzaron una campaña de guerra informativa contra sus propios usuarios y creadores de contenidos en un intento de moldear las percepciones y controlar el discurso nacional en nombre del gobierno.

Como la elección más polémica de la que se tiene memoria se prolonga días después de la votación, en sí misma, la purga masiva de perfiles y contenidos considerados políticamente peligrosos llevada a cabo por las plataformas de medios sociales más populares poco más de dos semanas antes de la jornada electoral, pasó prácticamente desapercibida para todos, salvo para los que estaban realmente desplomados y sus seguidores.

A mediados de octubre, YouTube, propiedad de Google, y otros gigantes de los medios sociales purgaron las cuentas de los canales más populares de QAnon, lo que dio lugar a una demanda colectiva contra la plataforma de transmisión de vídeo presentada en el Distrito Norte de California a finales de ese mes.

El caso

Un total de ocho estrellas de YouTube de QAnon y siete demandantes más sin nombre presentaron una demanda de primera enmienda contra Google y su subsidiaria YouTube el 26 de octubre, alegando una violación de su derecho constitucional a la libertad de expresión y de los propios acuerdos sobre las condiciones de servicio de las empresas. Entre los mencionados en la demanda se encuentran Polly St. George, que a pesar de ser bastante nueva en la escena ha acumulado un considerable número de seguidores y Dave Hayes, alias Preying Medic, que es uno de los intérpretes de «gotas Q» más populares de QAnon, que descifra los mensajes supuestamente codificados para las masas de seguidores de Q.

Después de una curiosa petición de los demandantes de un cambio en el banquillo, el juicio llegó a una rápida conclusión el 3 de noviembre, cuando el juez desestimó la demanda sobre la base de que era poco probable que «tuviera éxito con las demandas de que YouTube violó sus términos de servicio».

Dada la forma en que se desarrolló el juicio y otros detalles notables que rodean el caso, es más que probable que la cohorte de QAnon que demandó a YouTube buscara un resultado rápido y desfavorable en la corte de distrito para poder perseguir su argumento constitucional en un tribunal superior en la apelación; una táctica desarrollada por equipos legales financiados durante décadas por una red de multimillonarios conservadores, como Charles Koch, para cambiar las leyes a favor de sus empresas comerciales a expensas del interés común.

A pesar de los extensos argumentos de la demanda sobre la libertad de expresión y de la violación de los derechos de la Primera Enmienda por parte de YouTube, la presentación sólo buscaba un mandato judicial de emergencia para obligar a la empresa a restablecer los canales y contenidos eliminados. Sus verdaderas intenciones, sin embargo, se hicieron manifiestas cuando los demandantes divorciaron sus argumentos constitucionales de la actual acción legal, lo que llevó al juez a dictaminar sobre una base diferente y permitir que las estrellas de QAnon los persiguieran «en un momento posterior».

El proyecto de ley

Clasificado como un caso de derechos civiles, la demanda se centra en el momento de la purga del canal QAnon de YouTube, que siguió a una resolución que condenaba específicamente a QAnon y pedía al FBI y a todas las agencias federales de aplicación de la ley «centrarse en la prevención» de la proliferación de «teorías de conspiración política marginal» como QAnon.

H.R. 1154 fue aprobada por el Comité Judicial y de Inteligencia de la Cámara de Representantes el 2 de octubre. Varios días después, todas las principales redes de medios sociales comenzaron a eliminar el contenido relacionado con QAnon de sus plataformas. En lo que respecta a los demandantes en el caso, esto constituye una «acción estatal» por parte de YouTube, que capituló a la «coacción del gobierno para terminar» sus cuentas y, por lo tanto, una violación de su derecho constitucional a la libertad de expresión.

Los demandantes sostienen además que YouTube incumplió su propio acuerdo de condiciones de servicio cuando suspendió sus cuentas sin motivo y no dio una razón de conformidad con sus condiciones de servicio. Fue sobre estas alegaciones secundarias que la jueza basó su decisión de negar al grupo de estrellas de QAnon la orden de restricción de emergencia para que sus canales fueran restablecidos.

«Al revisar el acuerdo de TOS de YouTube en su totalidad, la corte está de acuerdo con [Google]», escribió la Jueza Beth L. Freeman en su decisión, que no pudo haber sido una sorpresa para la fiscalía dada la inclinación de Freeman a ponerse del lado de Big Tech. Sin embargo, Freeman, que hizo que el caso le fuera reasignado por petición del propio demandante, dejó intacto el impulso principal de la demanda y la puerta abierta de par en par para una nueva acción.

El ascenso de la Unipartidismo

Denver Riggleman es uno de los cinco copatrocinadores del proyecto de ley 1154, y uno de los más francos en los medios de comunicación acerca de QAnon, expresando su baja opinión del fenómeno en los medios de comunicación corporativos en muchas ocasiones. «Yo también podría hacer enojar a todos», dijo Riggleman a Chuck Todd de NBC. «El hecho de que estemos intentando apelar a ellos es ridículo. Supongo que me rasco la cabeza, como ex-oficial de inteligencia, Chuck – es lo que estamos haciendo aquí?»

El ex oficial de inteligencia no debería sorprenderse de que acaba de perder su asiento en el Congreso por otro republicano cuyos puntos de vista se alinean más estrechamente con el impulso que las posiciones de extrema derecha han ganado en una parte considerable de la población del país. Las oficinas públicas desde Utah hasta Carolina del Norte están siendo llenadas con políticos que simpatizan con los seguidores de QAnon, o que les hacen promesas de palabra.

Tras su reciente derrota, Riggleman dice que podría presentarse a gobernador de Virginia pero afirma no estar seguro de si será como republicano o como independiente. El congresista derrocado cree que QAnon destruirá el sistema bipartidista y reflexiona sobre el surgimiento de un nuevo «tercer» partido centrista.

El ex representante podría estar en lo cierto sobre su predicción, pero con algunas excepciones. Ese nuevo partido centrista ya está aquí, ya que el efecto Donald Trump reúne lo peor de los demócratas neoliberales y los republicanos neoconservadores bajo la aún no certificada administración Biden, en la que personas como Mitt Romney y se presentan como serios contendientes para un puesto en el gabinete de la Casa Blanca demócrata.

#ThemToo

Los ejemplos citados en el proyecto de ley patrocinado por Riggleman y otros cuatro que subyacen en el caso de la libertad de expresión contra YouTube van desde planear una redada armada hasta bloquear el tráfico y hacer acusaciones contra una figura política, a saber, Joe Biden.

Basándose en estos incidentes, y con un fuerte énfasis en los trasfondos antisemitas de la cuasi ideología de QAnon, la resolución continúa condenando a QAnon, pero también a «todos los demás grupos e ideologías, desde la extrema izquierda a la extrema derecha», y señala a QAnon para que sea sondeado por la comunidad de inteligencia estadounidense para identificar «cualquier apoyo, asistencia o amplificación en línea por parte del extranjero» de su mensaje.

Hay una posibilidad externa de que los demandantes no sigan su causa en un tribunal diferente. Pero, la reasignación del juez en este caso a petición del demandante es un preludio de eso.

La jueza Virginia K. DeMarchi, que fue originalmente asignada al caso parecía una elección perfecta para la fiscalía. Una magistrada nombrada por Trump que había mostrado una debilidad por la supremacía blanca cuando liberó bajo fianza a un presidente de la organización criminal Ángeles del Infierno en un juicio por asesinato.

Su sustituto, nombrado por Obama, se apresuró a resolver la denuncia inicial, eliminando el caso de cualquier impugnación al derecho corporativo de Google de prohibir, eliminar o eliminar de la plataforma a cualquier usuario que desee. Todo lo que queda es un argumento constitucional sin fundamento, que es muy probable que los demandantes persigan hasta el Tribunal Supremo si pueden.

Su abogado, M. Cris Armenta de Armenta & Sol, PC, sabe un par de cosas sobre juicios de alto perfil y alta publicidad en medios sociales. Es una de las abogadas que representa a cientos de actrices de Hollywood en las primeras demandas colectivas contra Harvey Weinstein y la plataforma de lanzamiento del movimiento de medios sociales #MeToo hashtag, así como demandantes en el caso de la película Inocencia de los musulmanes contra Google en 2015.


Foto principal | Un partidario de Trump sostiene un letrero de QAnon durante una manifestación en Rochester, Minnesota, el 30 de octubre de 2020. Carlos Barria | Reuters

Raúl Diego es escritor de noticias de MintPress, fotoperiodista independiente, investigador, escritor y documentalista.


Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Vida Latinoamericana

vidalatinoamericana.home.blog contiene material protegido por derechos de autor cuyo uso no siempre ha sido autorizado específicamente por el propietario de los derechos de autor. Estamos poniendo a disposición de nuestros lectores ese material bajo las disposiciones de «fair use» en un esfuerzo por promover una mejor comprensión de las cuestiones políticas, económicas y sociales. El material de este sitio se distribuye sin fines de lucro a quienes han expresado un interés previo en recibirlo con fines de investigación y educación. Si desea utilizar el material protegido por derechos de autor para fines distintos del «fair use» debe solicitar la autorización del titular de los derechos de autor.

Para consultas de los medios de comunicación: vidalatinoamericana@gmail.com


¿Qué hay detrás de la negación de Washington del programa de armas biológicas en Ucrania?

El intercambio de la subsecretaria del Departamento de Estado, Victoria Nuland, con el senador Marco Rubio durante las audiencias del martes en el Senado desencadenó un acalorado debate, dado que Washington había negado previamente con vehemencia la presencia de cualquier laboratorio biológico dirigido por Estados Unidos en Ucrania. Ekaterina Blinova | … Seguir leyendo ¿Qué hay detrás de la negación de Washington del programa de armas biológicas en Ucrania?

Tu voto:

Cómo el gobierno estadounidense aviva las tensiones raciales en Cuba y en todo el mundo

A los ojos de Washington, el objetivo de financiar a los grupos negros, indígenas, LGBT u otros grupos minoritarios en países enemigos no es simplemente promover las tensiones allí; es también crear una narrativa que ayude a convencer a los liberales e izquierdistas de Estados Unidos para que apoyen la … Seguir leyendo Cómo el gobierno estadounidense aviva las tensiones raciales en Cuba y en todo el mundo

Tu voto:

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.